in

DivertidoDivertido Me encantóMe encantó TristeTriste IncreíbleIncreíble LindoLindo

Jugo de zanahoria: beneficios y recetas

Descubre cómo y cuándo tomarlo para aprovechar sus propiedades

jugo de zanahoria
Crédito de la imagen: Pxhere

Por lo general, al hablar de zumos la gente los asocia siempre a las frutas o, como mucho, a la mezcla de frutas y verduras. Cierto es que, gracias a la jugoteria, se van incluyendo más hortalizas en estas bebidas. Uno de los líquidos que aporta muchos beneficios a la salud es el jugo de zanahoria. Conoce cuáles son y varias recetas para prepararlo.

Beneficios del jugo de zanahoria

Las zanahorias o carlotas, tal y como se conocen en la actualidad, datan del siglo XVII. Los beneficios de esta hortaliza son diversos. Esto, unido a su versatilidad, hacen que sea un ingrediente fundamental en la cocina. Con él se pueden elaborar pasteles, soufflés e incluso jabones, entre otros.

Otro de los productos que se pueden tomar de esta verdura es el jugo de zanahoria. Descubre sus beneficios para la salud, a continuación.

Mejora la digestión

La fibra presente en la zanahoria favorece una correcta digestión ya que ayuda a digerir mucho mejor la comida. Asimismo, la hortaliza es una aliada para combatir el estreñimiento.

Protege los huesos

Calcio, potasio y vitamina K son 3 de las sustancias que contienen las carlotas. Estas benefician la protección de la salud ósea. Asimismo, ayudan en la recuperación de las fracturas.

Fortalece el cabello

Crédito de la imagen: Pxhere

Otro de los beneficios de la ingesta de jugo de zanahoria es que fortalece el cabello gracias a la vitamina A que posee. Por tanto, su consumo ayudará que que crezca el pelo, a que no se rompa y a que luzca con más brillo.

Por otro lado, tomar este zumo también ayuda a que las uñas crezcan y que no se rompan con facilidad.

Conoce aquí cuáles son las causas de las uñas onduladas y qué hacer.

Cuida la vista

Las carlotas son una fuente de betacarotenos y vitamina A. Gracias a estas sustancias se puede mejorar la salud ocular. Asimismo, ambas ayudan a frenar la degeneración macular y las cataratas.

Por otro lado, por medio de la rodopsina, es decir, un pigmento morado, el consumo del zumo ayuda a tener una visión más nítida en situaciones con poca luz.

Incrementa las defensas

Debido a la propiedad antioxidante del jugo de zanahoria, beberlo aumenta las defensas del organismo haciéndolo más resistente a virus y enfermedades, sobre todo en el invierno.

Dado que el sistema inmunológico está más fuerte, también es más fácil luchar contra agentes externos como es el caso de los radicales libres y las bacterias.

Descubre por qué te resfrías cuando pasas frío.

Efecto energizante

El potasio y el fósforo que se hallan en el jugo de zanahoria tienen efectos revitalizantes. Por tanto, si estás cansado, bébelo por su efecto energético. Verás que la fatiga va disminuyendo.

Mejora la salud bucal

Crédito de la imagen: Pxhere

Las zanahorias son una fuente de flúor. Este, además de ser idóneo para que el esmalte dental no se deteriore, previene las caries al impedir que las bacterias se adhieran a los dientes.

Previene el envejecimiento

Por medio de la vitamina A y los betacarotenos, tomar jugo de zanahoria disminuye la degeneración celular. Como dicho proceso está relacionado con el colágeno, es decir, la sustancia que ayuda a que la dermis esté elástica, su consumo disminuye los signos visibles del paso de los años.

Desintoxica el hígado

El zumo de carlotas tiene un poder desintoxicante tan bueno que muchos doctores naturistas aconsejan su ingesta. Así, se impide que las grasas se almacenen en el organismo, se beneficia la digestión y se ayuda a que el hígado trabaje de manera correcta.

Recetas de jugo de zanahoria

Para que tengas la oportunidad de disfrutar de este zumo en diferentes versiones, a seguir, se exponen unas recetas.

Zumo de zanahoria

Crédito de la imagen: Pxhere

Ingredientes

  • Zanahorias: 5 unidades;
  • Miel: 2 cucharadas;
  • Limón: 1 unidad;
  • Agua: 300 ml.

Modo de preparación:

1. Para empezar, pela y limpia las carlotas.

2. Pártelas en pedazos chicos e incorpóralas a la batidora.

3. Añade un  ⅓ del agua y tritura los ingredientes. Poco a poco, ves adicionando el resto del agua. Es importante que no eches todo el agua al inicio o el zumo estará muy aguado.

4. Agrega la miel y el jugo del limón, entrevera por 10 segundos el líquido y cuélalo.

Cabe destacar que incorpores unos cubitos de hielo al principio o al final para que el zumo quede más fresco.

Jugo de zanahoria con jengibre y cúrcuma

jugo de zanahoria
Crédito de la imagen: I.pinimg

Ingredientes

  • Agua: ½ taza;
  • Limón: ½ unidad;
  • Zanahorias: 6 unidades;
  • Canela: 1 rama;
  • Jengibre: 1 unidad;
  • Cúrcuma: 1 unidad.

Modo de Preparación:

1. Pon todos los ingredientes en el vaso de la licuadora, excepto la canela.

2. Entrevera bien todo.

3. Vierte el zumo en un vaso y añade la canela.

4. Remueve de nuevo y disfruta de tu jugo.

Zumo de naranja y bananas

jugo de zanahoria
Crédito de la imagen: Recetasparaadelgazar

Ingredientes

  • Bananas: 2 unidades;
  • Yogur de vainilla: 1 jícara;
  • Zanahorias: 4 unidades;
  • Canela: al gusto;
  • Jugo de manzana: ½ taza.

Modo de preparación:

1. Pela las bananas y trocéalas.

2. Ralla las zanahorias.

3. Pon todos los ingrediente en la licuadora, excepto la canela, y mézclalos.

4. Sirve el jugo en el vaso y rocía un poco de canela por encima.

Cómo y cuándo tomar el jugo de zanahoria

Lo más adecuado para obtener los beneficios del zumo de zanahoria es tomarlo por la mañana con el estómago vacío recién hecho. Bébelo 30 minutos antes de desayunar y notarás la diferencia. Debes saber que gracias a las propiedades que contiene, su ingesta ayuda a adelgazar. No obstante, para que tenga ese efecto, se debe acompañar de una dieta saludable y de actividad física.

Puedes tomar esta bebida 1 o 2 veces por semana. No excedas el ½ medio litro por día.

Contraindicaciones y cuidados a tener en cuenta

Consumir jugo de zanahoria en exceso puede ser contraproducente. También en el caso de que las personas presenten algunas circunstancias específicas.

Erupción cutánea, hinchazón, urticaria e incluso diarrea puede padecer los alérgicos a la zanahoria. Por tanto, no deben tomar este zumo.

Dado que las carlotas tienen fibra e hidratos de carbono, si se bebe mucha cantidad del jugo, el intestino puede no digerir correctamente la fibra y los carbohidratos. En consecuencia, estas se transforman en fermento en el colon, lo que provoca flatulencias. Asimismo, calambres de estómago e inflamación.

Las mujeres que estén amamantando a sus bebés no deberían tomar este líquido porque el mismo podría modificar el sabor de la leche.

Consejo final:

Consulta con tu doctor si puedes tomar el zumo de carlotas y cuál sería la dosis adecuada teniendo en cuenta tu cuadro clínico. Recuerda que este artículo no substituye a la opinión de un especialista.

Para finalizar, en el siguiente vídeo puedes aprender cómo elaborar un batido de zanahoria y manzana.

¿Qué piensas?

-23 points
Upvote Downvote

Escrito por Ainhoa Delgado

Comments

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comments

0 comments

Poderoso jugo anti-inflamatorio que cura dolores en las articulaciones

Aprenda a freír las papas en una olla a presión