in

Cansancio extremo: síntomas, causas y qué hacer

Aprende a distinguir y tratar la fatiga y el agotamiento excesivo

cansancio extremo
Crédito de la imagen: Freepik

En cualquier momento de día, el cansancio extremo o excesivo puede manifestarse en el cuerpo y la mente. El problema es cuando éste se vuelve recurrente y afecta el rendimiento, la productividad e incluso la calidad de vida.

Este tipo de fatiga extrema se puede definir como el agotamiento físico y mental que impide el desarrollo natural de la facultad de los sentidos. A seguir, no sólo aprenderás a identificar éste problema, sino a tratarlo y evitarlo.

Síntomas del cansancio extremo

Crédito de la imagen: Pxhere

La extenuación crónica puede aparecer de diferentes formas. Sin embargo, tiene denominadores comunes. Ésta interfiere en la energía y lucidez. Descubre los síntomas, a seguir.

Sueño

Cuando el sueño aparece de repente durante el día, algo no anda bien. La somnolencia es una clara señal de que el cuerpo, además de dormir, necesita descansar. Esto es el fruto de una o varias noches sin descansar adecuadamente. Como consecuencia, se, genera el cansancio extremo.

Falta de concentración

La ausencia de lucidez en momentos claves es otro síntoma de cansancio acumulado. No poder concentrarse y estar disperso representa una señal de que el cuerpo y, principalmente la mente, necesitan un descanso urgente.

Descubre aquí unos alimentos que potencian la concentración.

Dolores

El cuerpo refleja todo lo que la mente necesita. Si no dormiste bien o llevas días seguidos sin descansar, tu cuerpo lo hará notar de algún modo. Normalmente, los dolores en la espalda, en las articulaciones o en la cabeza son los más comunes.

Falta de energía

Quieres llevar a cabo un cierto esfuerzo, pero tu cuerpo no responde. El desgano, la falta de ánimo y la apatía son síntomas de que necesitas irte a la cama y descansar bien. La energía consiste en la motivación que necesitas a la hora de ser productivo.

Conoce unos hábitos que te están robando energía.

Impaciencia y estrés

¿Poca paciencia y preocupación? Es la evidencia de que necesitas desconectar. La acumulación de problemas cotidianos y el desgaste de la rutina se hacen visibles gracias al cansancio extremo mental y corporal.

Causas del cansancio excesivo

Crédito de la imagen: Freepik

Para tratar el problema, es necesario conocer, antes que nada, la raíz y lo que lo motiva. Es por ello que se exponen 4 causas, a seguir.

Mala calidad de sueño

Naturalmente, todo está relaciona. Si duermes mal, estarás cansado. Pero la cuestión es un poco más compleja que esto. Como se sabe, una buena noche de sueño reside en la calidad y no tanto en la cantidad. Puedes dormir mucho pero no tener un sueño reparador y regenerador.

Preocupaciones

Los problemas se traducen en preocupaciones. A veces, las situaciones del día a día y la rutina pueden tener efectos negativos en la mente, dejándola agotada y cansada.

Mala alimentación

comida
Crédito de la imagen: Pxhere

Si comes mal, no tendrás fuerzas ni energía suficiente para ser productivo. Una mala alimentación es un motivo potencial para sentir fatiga y cansancio extremo

Aquí puedes conocer unos trucos para comer saludable todos los días.

Uso de computadora antes de dormir

Es un hecho conocido que utilizar pantallas con brillo antes de ir a la cama puede afectar negativamente el sueño y el descanso general durante la noche. La luz de las pantallas impide que generes melatonima, la hormona encargada de producir sueño.

Por el contrario, puedes seguir unas rutinas y unos consejos para dormir la noche entera.

Qué hacer para evitar el cansancio

Crédito de la imagen: Freepik

Hay muchas formas de tratar el cansancio extremo, comenzando por cambios de estilo de vida, organización y alimentación.

Hábitos

El cuerpo es el espejo de la vida que llevas. Es muy importante que le des prioridad a los hábitos saludables. Por tanto, evita los excesos y sobre todo aprovecha el momento de descanso. Tómate el tiempo de relajación que dispongas exclusivamente para ti, ya sea una pausa en el trabajo o algunos minutos en casa.

Mejorar la alimentación y hacer ejercicio

Los dos pilares fundamentales del rendimiento son una alimentación balanceada y la actividad física. Si comes adecuadamente y ejercitas tu cuerpo, podrás descansar como un bebé. Para ayudar en la relajación, también puedes tomar unas infusiones.

Orden y organización

Si llevas una vida organizada, sabrás las horas que dispones para descansar y recuperar. Así, no dejarás que nada interfiera en tu tiempo de regeneración. 

Saber desconectar

En este punto, no sólo las vacaciones son importantes, sino la virtud de llegar a casa y desconectar de las responsabilidades. Como se dice popularmente, no llevar el trabajo y las preocupaciones al hogar. A veces, no es fácil. No obstante, representa una solución muy acertada.

Consejo final:

Un buen colchón puede garantizar un buen descanso. Se trata de una parte esencial de la cama, el local donde más se debe aprovechar el tiempo de relajamiento. Asegúrate de que usas un colchón adecuado para tu cuerpo. Muchas veces la solución esté delante de los ojos y se ve.

Para cuando hagas ejercicio, puedes ver un vídeo con consejos de estiramiento. Así, evitarás el dolor de espalda y cuello, cosa que te hará descansar mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *