in

Semillas de amapola: qué son, propiedades y beneficios

Ten presente las contraindicaciones para evitar algún problema de salud

semillas de amapola
Crédito de la imagen: Pxhere

Las semillas de amapola son unas pepitas que se consumen en muchos países del planeta, aunque provienen del norte de África. Éstas  se sacan de la parte de adentro de una cápsula que también se llama amapola. Dado a que en el interior de algunas de las especies se hallan algunos alcaloides como la morfina o la codeína, además de opio, en diversos países árabes se ha prohibido el consumo de ellas.

8 Beneficios de las semillas de amapola

Las ventajas de estas pepitas son tan diversas que se suelen incluir en la cocina. Por eso, es fácil verlas en distintas comidas. A seguir, se exponen 8 beneficios de las semillas de amapola para la salud.

Mejoran la anemia

Las personas que padezcan de anemia tienen en las pepitas de amapola un gran aliado. Este producto beneficia la absorción del ácido fólico, el cual participan en la creación de glóbulos rojos.

Retrasan el envejecimiento

envejecimiento
Crédito de la imagen: Pxhere

Las condiciones climatológicas así como el estilo de vida pueden hacer mucha mella en la apariencia de alguien. Con el fin de combatir el envejecimiento, se pueden tomar las pepitas de amapola. Asimismo, reducen la probabilidad de tener cáncer al evitar lesiones celulares.

Reducen los síntomas del periodo

Existen muchas mujeres que padecen el síndrome premenstrual. Este consiste en una hinchazón del estómago, además de malestar y tristeza. La ingesta de semillas de amapola permite disminuir estos síntomas.

Conoce aquí otros síntomas de la menstruación y cómo aliviarlos.

Recuperan afecciones de la piel

Debido a la vitamina E y a los omega-6 presentes en las semillas, éstas permiten recuperar y mejorar algunos problemas de la piel. Entre ellos destacan los eczemas o la psoriasis. Por otro lado, el zinc tiene una función sebo reguladora que cuida del acné.

Descubre unos remedios caseros para curar la psoriasis.

Combaten el estreñimiento

Gracias a que las pepitas permiten regular el tránsito intestinal, las personas que padecen de estreñimiento pueden ver aliviado su problema.

 Cuidan de los huesos y los dolores musculares

dolor musculos
Crédito de la imagen: Freepik

El calcio y el fósforo presentes en este producto hacen que el primero se embeba correctamente. Como consecuencia, se asienta en los huesos y los remineraliza. Por otra parte, otras sustancias como el potasio y el magnesio evitan diferentes dolores musculares y calambres. Es por eso que se suelen recomendar para personas con fibromialgia.

¿Padeces unos dolores crónicos inexplicables? Si es así puede que estés sufriendo esta enfermedad. No dejes de ver unos alimentos que no debes comer si tienes fibromialgia.

Ayudan a recuperar catarros

Otra de las ventajas de las semillas de amapola es que pueden curar catarros o resfriados. Con este fin es bueno consumirlas en infusión.

Previenen enfermedades cardiovasculares

Los omega 6 que contienen estas pepitas tienen un efecto antiinflamatorio y antiagregante plaquetario que benefician la estabilidad de la tensión arterial. Asimismo, los antioxidantes minerales hacen que las placas de ateroma de las arterias no se oxiden. Todo ello repercute en una prevención de enfermedades cardiovasculares.

Propiedades nutricionales

Conoce cuáles son todas las propiedades nutricionales de estas pepitas para ser consciente de todo el bien que pueden hacer a tu organismo.

  • Antioxidante
  • Calcio
  • Cobre
  • Fibra
  • Fósforo
  • Hierro
  • Magnesio
  • Omega 3
  • Vitamina A
  • Potasio
  • Vitamina B
  • Selenio
  • Vitamina C
  • Omega 6
  • Vitamina E
  • Zinc

¿Las pepitas de amapola son buenas para dormir mejor?

dormir
Crédito de la imagen: Pxhere

Una de las ventajas de las semillas de amapola es que tienen un efecto sedante. Los alcaloides opiáceos que tienen, hacen de éstas un alimento perfecto para poder conciliar el sueño. Es por eso que se dice que son un calmante natural.

La mejor manera de tomarlas con este fin es en infusión. Cabe la posibilidad de preparar un té incluyendo 1 cucharada de las semillas a una valeriana o a una valeriana. En el caso de que se ingieran los pétalos, la bebida será más efectiva.

Si tienes muchos problemas de vigilia, conoce otras infusiones para poder dormir como un bebé.

Contraindicaciones de las semillas

A pesar de que estas pepitas poseen diversos beneficios y propiedades para el bienestar de la salud, hay que tener en cuenta su lado no tan bueno.

Las trazas de opiáceos que contienen las pepitas de amapolas podrían afectar negativamente a un feto. Por ello, las mujeres que estén embarazas, así como dando de mamar a sus hijos, se deben abstener de ingerirlas.

No hay que exceder la ingesta de una cucharadita al día de las semillas. De lo contrario, como tiene efecto sedante puede desembocar en un estado severo de sedación.

Si se necesita estar despierto y concentrado por mucho tiempo en algo, se aconseja no tomarlas. Lo que sí que se puede hacer es beber unos jugos energizantes u otras alternativas al café.

Otra desventaja de una ingesta desmedida de las pepitas es que pueden dar dolores estomacales.

Receta

pastel
Crédito de la imagen: Cookpad

Ahora que ya conoces los pros y los contras de las semillas, siempre que un médico te autorice a tomarlas, puedes elaborar un sabroso bizcocho con estas pepitas.

Pastel de limón con semillas de amapola

Este postre te permitirá unir las diversas propiedades del limón con los beneficios de las pepitas de amapola.

Ingredientes

  • Huevos: 2 unidades;
  • Semillas de amapola: al gusto;
  • Manteca: 120 gramos;
  • Azúcar impalpable: 150 gramos;
  • Azúcar: 170 gramos;
  • Harina: 130 gramos;
  • Sal: 1 pizca;
  • Limón: 1 y  ½ unidad.

Modo de preparación

1. En primer lugar, mezcla la sal, el azúcar, la manteca y la harina.

2. Luego, en un recipiente distinto, entrevera el zumo de 1 limón, los huevos y la ralladura de 1 limón.

3. A continuación, junta las 2 preparaciones y mixtúralas hasta que quede una pasta homogénea.

4. Después, con la ayuda de una batidora, bate todo por unos 2 minutos.

5. En una vasija de unos 20×20, vierte luego la masa. Previamente, tienes que enharinar y enmantecar el molde.

6. Seguidamente, introduce la bandeja en el horno precalentado a 170º por 20 minutos.

7. El siguiente paso es sacar el pastel del horno y dejar que se enfríe. Cuando ya no esté caliente, echa el azúcar glasé. También deberás espolvorear las pepitas de amapola.

Tienes que tener en cuenta que para elaborar el azúcar glasé vas a precisar del zumo de ½ limón y 150 gramos de azúcar impalpable.

Para finalizar, no dejes de ver el próximo vídeo para aprender a plantar semillas de amapola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *