in

5 Síntomas de la menopausia y cómo controlarlos

Cómo saber si se acerca el fin de tu menstruación y cómo afrontarlo

sintomas de la menopausia
Crédito de la imagen: Pixabay

La menopausia ocurre cuando la mujer deja de tener la menstruación. Suele presentarse entre los 45 y los 55 años aunque la aparición de los síntomas de la menopausia pueden manifestarse antes de esas edades.

Se trata de un proceso natural causado por el envejecimiento. Comienza cuando los ovarios dejan de producir estrógenos y, en menor medida, otras hormonas reproductivas. Una vez se presenta la menopausia, la mujer ya no puede quedarse embarazada. Existen otras causas posibles, como tratamientos oncológicos o la extirpación de los ovarios mediante cirugía que provocan síntomas precoces.

La señal que indica si la estás atravesando es no haber tenido el período por un año sin estar embarazada o padecer alguna enfermedad.

Síntomas iniciales de la menopausia

Los síntomas de la menopausia no son completamente iguales en todas las mujeres. Mientras que unas pueden experimentarlos más leves, otras lo hacen de forma más intensa. Asimismo, dichas variaciones van más allá de cambios en tu menstruación.

Menstruación irregular

El período menstrual experimenta cambios en toda mujer. En algunos casos éste se acorta.  En otros se alarga o se intensifica y puede llegar a ser menos abundante. Finalmente, empieza a espaciarse el tiempo en el que aparece hasta que ya no se presenta.

Sofocos

Es otro de los síntomas de la menopausia más conocidos. Los sofocos son sensaciones de calor que aparecen de forma repentina en la cara y otras partes del cuerpo, en algunas ocasiones muy intensas. Suelen durar pocos minutos y pueden darse varias veces en el mismo día. Generan molestia pero ningún otro efecto secundario de gravedad.

Sudores nocturnos y problemas para dormir

síntomas de la menopausia
Crédito de la imagen: Flickr

Se trata de calores que ocurren durante el sueño y que despiertan. Por ello, se puede sufrir insomnio y dificultades para conciliar el sueño o dormir la misma cantidad de horas que solías con anterioridad a la menopausia.

Cambios de humor

Los desequilibrios hormonales que causan la menopausia pueden provocar ansiedad, irritabilidad o hasta cansancio y falta de concentración. Por otro lado, también afectan al deseo sexual lo que contribuye a padecer depresiones o tristeza.

Otros síntomas de la menopausia

Una vez la menopausia ya llegó por completo, se experimentan otro conjunto de síntomas a largo plazo, algunos de los cuales pueden tener consecuencias para la salud.

Debilidad de los huesos

En la menopausia el nivel de estrógeno del organismo disminuye, lo que causa un debilitamiento del hueso más rápido de la habitual. Ante eso, se aumentan los riesgos de padecer osteoporosis, una enfermedad causada por la pérdida de la masa ósea. Las principales medidas de prevención de este trastorno es llevar a cabo una alimentación adecuada con altas dosis de vitamina D y calcio, hacer ejercicio de forma regular y reducir el consumo de tabaco y alcohol.

Aumento de peso

síntomas de la menopausia
Crédito de la imagen: Pixabay

Los cambios metabólicos vinculados con la menopausia provocan el aumento de la grasa corporal, especialmente en aquellas mujeres que son sedentarias. En algunos casos, la mujer sube de peso mientras que en otros se ensanchan áreas que solían ser más delgadas. La obesidad sostenida tiene riesgos para la salud asociados, como diabtes o problemas cardiovasculares. Por eso, es bueno que conozcas 10 alimentos que te pueden ayudar durante la menopausia.

Falta del deseo sexual

La sequedad vaginal, combinado a la falta de energía y la reducción de las hormonas femeninas puede provocar una reducción de la libido que disminuye el deseo sexual de la mujer.

En el caso de padecer algún síntoma que genera una molestia importante, lo mejor es dirigirse a un médico para que te informe sobre los tratamientos.

Sequedad vaginal

Ante la menopausia, la membrana vaginal puede reducirse o volverse más delgada, más seca o menos elástica. De ahí que se experimente sequedad vaginal que puede derivar en molestias durante las relaciones sexuales.

Incontinencia urinaria

El estrógeno en el cuerpo tiene ayuda a mantener sanas las paredes de la vejiga y de la uretra por lo que ante la disminución del mismo las mujeres experimentan incontinencia urinaria durante la menopausia.

Cómo controlar los síntomas de la menopausia

sintomas de la menopausia
Crédito de la imagen: Pixabay

Hay diversas soluciones a cada uno de los síntomas. En el caso de los sofocos es conveniente analizar cuál pudo ser el desencadenante para para tratar de evitarlos. Si ocurre durante la noche, es bueno dejar cerca un ventilador o un abanico, mantener la temperatura de la habitación fresca, tomar una bebida fría y utilizar ropa de cama fabricada en tejidos que permitan una mejor transpiración.

Si se presenta el insomnio, es mejor primero tratar de desarrollar rutinas que ayuden a conciliar el sueño y evitar, en la medida de lo posible, la medicación. Existen infusiones y estrategias para poder dormir que podrían ser eficaces. En el caso de que persista, hay que considerar la posibilidad que se deba a otro factor además de la menopausia.

Los lubricantes o cremas de estrógenos de uso tópico son un buen remedio para combatir la sequedad vaginal. Por otro lado, hay que fortalecer el suelo pélvico con ejercicios de Kegel, los cuales también ayudan a tratar la incontinencia urinaria, y otras rutinas.

Para los cambios de ánimo, lo mejor es aplicar técnicas de relajación o llevar a cabo actividades relajantes como el yoga. Calmar la mente siempre ayuda en estos casos.

La terapia hormonal sustitutiva sirve para controlar varios de los síntomas, aunque debe ser recomendada y supervisada por un profesional de la salud. Por otro lado, cambios en la alimentación y una actividad física regular son otros dos factores que ayudan a aliviarlos, así como los aceites esenciales.

Qué riesgos tiene la menopausia

síntomas de la menopausia
Crédito de la imagen: Pixabay

Uno de los riesgos más frecuentes de la menopausia tiene que ver con el desarrollo de la obesidad debido al aumento de la grasa corporal. La obesidad tiene asociados ciertos problemas de salud. Pero combinada además con la debilidad de los huesos puede derivar en fracturas recurrentes.

Por otro lado, existen riesgos en los tratamientos para contrarrestar los síntomas de la menopausia. Uno de los más cuestionados es la terapia de reemplazo hormonal (TRH). Debido a varios estudios, la Women’s Health Initiative recomendó que se recetara en dosis más bajas y durante menos tiempo para reducir la posibilidad de aparición de cáncer de mama, infartos y derrames cerebrales.

Como la mujer menopáusica tiene un riesgo más alto a sufrir accidentes cardiovasculares debido a la disminución de estrógenos en el organismo, se recomienda evitar al máximo el alcoholismo y el tabaquismo.

Consejo final:

No hay que desesperar ni ponerse nerviosa ante los síntomas de la menopausia, un médico podrá ayudarte en tu caso particular y asesorarte.

Como se mencionó anteriormente, los ejercicios de Kegel son una buena manera para combatir algunos de los síntomas. Aprende cómo se hacerlos con este vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *