in

Avena: beneficios y propiedades de este cereal

Conoce cómo las propiedades de la avena pueden mejorar tu salud y figura

avena
Crédito de la imagen: Freepik

La avena es un producto delicioso y muy saludable. Este cereal también es un alimento de fácil acceso y relativamente económico, considerando su carga nutricional. Son muchas las propiedades de ésta y los beneficios que pueden obtenerse si se incluye regularmente en la dieta. Conócelos, a seguir.

Propiedades

La avena contiene una alta concentración de nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo. A continuación, se presenta una lista con los nutrientes de este cereal.

  • Zinc
  • Proteínas
  • Vitamina B1
  • Potasio
  • Vitamina B2
  • Calcio
  • Vitamina B3
  • Manganeso
  • Vitamina B6
  • Hierro
  • Vitamina E
  • Fósforo
  • Vitamina K
  • Magnesio
  • Selenio
  • Omega 3
  • Fibra
  • Cobre
  • Omega 6
  • Aminoácidos
  • Hidratos de carbono

10 Beneficios

Además de los beneficios que se presentan a continuación, el agua de este cereal se usa para adelgazar. Su efecto en el organismo es beneficioso de muchas formas, aquí las más importantes.

Sacia

La avena es rica en hidratos de carbono complejos, esto es carbohidratos cuya absorción por el cuerpo es mucho más lenta. Durante el tiempo en que estos carbohidratos se procesan, la sensación de hambre disminuye considerablemente. Por esta razón, se recomienda el consumo de este cereal para las personas que deben controlar sus niveles de azúcar.

Evita el estreñimiento

estrenimiento
Crédito de la imagen: Freepik

La alta concentración de fibra soluble e insoluble de este alimento facilita el tránsito intestinal. Como el cuerpo no puede digerir toda esta fibra, el aparato digestivo la procesa casi entera y permite así prevenir el estreñimiento.

Conoce aquí unos remedios caseros para el estreñimiento.

Regula el colesterol

Algunos aminoácidos presentes en el cereal como la metionin hacen que disminuyan los niveles de colesterol LDL. Asimismo, la fibra y las grasas insaturadas omega 6 tienen el mismo efecto. Las personas que padecen problemas cardiovasculares pueden beneficiarse de esta propiedad de la avena.

Previene algunos tipos de cáncer

Las formas de cáncer asociadas al sistema endocrino, como el cáncer de mama, son sensibles a dos sustancias presentes en la avena. Los compuestos lignanos y los fitoestrógenos ayudan a combatir la acción de las células cancerígenas cuando la enfermedad se ha manifestado.

Previene el asma

asma
Crédito de la imagen: Freepik

Incluir este alimento en tu régimen es bueno para prevenir el asma persistente. Es por ello que se aconseja empezar a introducir este alimento en la dieta desde la infancia.

Produce nuevo tejido

Las proteínas presentes en este cereal favorecen la producción de tejido nuevo en el cuerpo. Esto incluye músculos, huesos, órganos, piel o cualquier otra forma de tejido.

Alimenta las bacterias buenas del intestino

El betaglucano, es decir, la fibra soluble que presenta este alimento, es fermentable. Esto se traduce en que tiene un efecto prebiótico en el intestino al alimentar las bacterias buenas que forman la microbiota.

Aporta energía

fuerza
Crédito de la imagen: Pxhere

Otro de los beneficios de este cereal es que es una gran fuente de energía. De ahí que sea un alimento perfecto para tomar en la mañana o a mediodía, sobretodo después de la actividad física.

Es exfoliante

Este grano también se puede aplicar a la dermis para que embeba la suciedad y los desechos que se aglutinan en los poros. Esto permite cuidar del pH de la tez de manera natural. Es por ello que diversos exfoliantes o aceites esenciales lo incluyen.

Evita la desmineralización ósea

Gracias al alto porcentaje de calcio que contiene, este cereal es ideal para prevenir la desmineralización de los huesos.

Contraindicaciones

Este grano se cultiva desde tiempos remotos y es un alimento seguro en líneas generales. Sin embargo, su consumo excesivo podría ocasionar malestar estomacal, flatulencias y dolor de cabeza. Además, está desaconsejado en las siguientes situaciones.

Enfermedad celíaca: Existe un debate sobre el contenido de gluten en la avena. Algunos dicen que no representa un riesgo para los celíacos y otros piensan distinto. Se recomienda que las personas alérgicas al gluten se abstengan de comer este producto.

Conoce aquí unos cereales sin gluten.

Enfermedad intestinal: En estos casos, el grano sólo se debe consumir si se ha cocinado. Así, su digestión será más fácil de esta manera.

Enfermedad autoinmune: Para estas situaciones, el protocolo de eliminación alimentaria sugiere retirar de la dieta la avena junto a otros cereales. Su contenido de antinutrientes justifican esta medida. Ante cualquier duda, siempre debes consultar a un especialista.

¿La avena engorda?

avena
Crédito de la imagen: Pxhere

Existe un gran debate alrededor de esta pregunta. Muchos dicen que sí, mientras que otros recomiendan este producto para dietas de adelgazamiento.

La verdad es que se podría comparar el efecto de la avena sobre el peso como el de los frutos secos. Esto quiere decir que dependiendo de en qué momento del día y de la forma en que se consuma puede ayudar a perder kilos o a engordar.

Por ejemplo, si consumes este cereal por la mañana, sobre todo después de hacer deporte, te reportará energía gracias a los hidratos de carbono que tiene. Asimismo, te saciará evitando que piques entre horas. Por el contrario, si lo comes para cenar, hará que engordes al no tener suficiente tiempo para quemar la grasa, por lo que ésta se almacena en el cuerpo.

En cuanto a la cantidad, lo mejor es no exceder los 35 gramos por día para así no tomar mucho azúcar ni tampoco grasa. Si la ingieres con leche, calienta primero el lácteo y cuando empiece a hervir, incorpora el grano. Después, cocina ambos alimentos por unos minutos y no dejes de remover en ningún momento.

Cómo tomarla

tomarla
Crédito de la imagen: Freepik

Este cereal es muy versátil y puede acompañar felizmente postres, jugos, batidos, panes, panqueques, ensaladas, tortillas e incluso albóndigas. Igualmente, se puede comer sólo.

Entre las formas más populares de ingerir este grano es acompañado con frutas y leche en el desayuno, es decir, lo que en el mundo anglosajón se conoce como porridge. Cabe destacar que algunas personas prefieren mezclarlo con agua en vez de con leche.

La avena también se utiliza en la elaboración de galletas y pasteles. Entreverada con trigo u otros granos se emplea para hacer pan. Como se ve, es un producto que se puede acoplar bien a distintos platos.

Receta de galleta de avena

galletas
Crédito de la imagen: Freepik

Dado que este cereal es muy usado para elaborar galletas, en vez de comprarlas en los supermercados con los conservantes y colorantes que traen, por qué no las haces en casa. A seguir, una receta de este bollo.

Ingredientes

  • Huevos: 2 unidades;
  • Sal: 1 pizca;
  • Levadura química: ½ cucharadita;
  • Copos de avena: 230 gramos;
  • Esencia de vainilla: 1 cucharadita;
  • Azúcar moreno: 150 gramos;
  • Harina: 100 gramos;
  • Aceite de oliva virgen extra: 150 ml.

Modo de preparación:

1. Coloca en un recipiente el cereal, la lavadura, el azúcar, la harina, la sal y entrevera los ingredientes.

2. En otro cuenco, mixtura el aceite, los huevos y la esencia. Después, cuando estén bien mezclados, adiciónalos a los ingredientes del paso 1.

3. Con una espátula, continúa entreverando todo hasta que quede una pasta homogénea. Luego, amásala con forma de bolas. A continuación, también deberás aplanarlas con tus propias manos.

4. Sitúa las galletas en una fuente de horno y cocínalas durante 12 minutos a 180ºC en un horno precalentado.

5. Saca la bandeja del horno pasado dicho tiempo o cuando las galletas empiecen a estar doradas por los bordes. Déjalas en la rejilla hasta que se enfríe y luego disfrútalas.

Para acabar, mira el siguiente video para descubrir 7 desayunos diferentes hechos a base de este grano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *