in

Rejuvenece hasta 10 años con esta mascarilla coreana

Le enseñaremos la receta para preparar una mascarilla rejuvenecedora poderosa

Cuando se trata de los cuidados de la piel, muchas mujeres hacen un gran esfuerzo por mantenerlas lozanas y tersas, tratando de cuidar cada detalle. Después de todo, el aspecto de la piel puede delatar la edad e, incluso, los percances afectivos o físicos de nuestra vida.

Conscientes del lugar que la piel, especialmente la del rostro, tiene en las mujeres, en este artículo les traemos la receta para preparar una famosa mascarilla coreana que ha resultado una de las formas más efectivas para hidratar y nutrir la piel de una manera sana y natural.

Se llama la “mascarilla hoja”, originada en Corea del Sur, y goza de gran aceptación y difusión en el mundo asiático en general, famoso por los cuidados de la piel. Se trata de mascarillas que contienen suero sostenido y aplicado en una especie de hoja de papel.

Pueden usarse mientras se desarrolla cualquier actividad, y no es necesario lavarse la cara después de usarla, pues todos los nutrientes son absorbidos por la piel.

El ingrediente principal es el suero cosmético, contenedor de grandes nutrientes para la piel. Puede encontrarse en preparaciones líquidas, en emulsión o gel. Este suero contiene gran cantidad de vitaminas y minerales. Se usa normalmente para hidratar y nutrir la piel después de una adecuada limpieza.

Como existen diversos tipos de suero, es necesario estar conscientes sobre el tipo de piel de la persona que lo va a usar. Entre los diversos tipos podemos reconocer los siguientes:

  1. Para pieles grasosas.
  2. Para las manchas en la piel.
  3. Hidratantes y nutritivos.
  4. Reafirmantes.
  5. Anti-edad.

Aunque la mascarilla hoja se puede comprar, también es posible prepararla en casa. Vea cómo se hace, paso a paso:

Ingredientes:

  • Suero para el rostro (marcas de belleza autorizadas): 2 a 3 gotas.
  • Agua de rosas: 1 cucharada
  • Glicerina vegetal: 1 cucharada
  • Algodón o gasa: 3 a 6 almohadillas

Preparación y aplicación:

  • Mezcle bien el suero con el agua de rosas y la glicerina.
  • Ponga el algodón o las gasas a remojar en el líquido.
  • Aplique las láminas de algodón o gasa en la cara, abarcando todas las áreas, como mejillas, frente, mentón y nariz.
  • Deje reposar por 20 minutos.
  • Al pasar ese tiempo, retire la máscara y, si ha quedado algún resto de líquido en su piel, masajee suavemente el rostro hasta que sea absorbido.

A continuación, compartimos un video donde la blogger Hanan Beauty le enseña a elaborar una mascarilla anti-edad:

¡Si le gustó el artículo, compártala con su familia y amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *