in

Conozca la triste pero inspiradora historia de Terry Gobanga, una pastora africana que fue secuestrada y violada el día de su boda

La vida de Terry ha estado llena de una serie de eventos desafortunados, lo sucedido el día de su boda solo fue el inicio de una serie de tragedias

Corría el año 2004 cuando la muy querida pastora de una pequeña iglesia africana Terry Gobanga decidió contraer matrimonio con el amor de su vida Harry Olwande. La preparación del evento tardó varias semanas y por fin llegó el tan esperado día.

Por tradición, Terry y Harry debían separarse el día anterior a la boda, por lo que cada uno durmió en un lugar diferente. A la mañana siguiente, Terry se despertó muy emocionada y procedió a colocarse su vestido de novia y a arreglarse, para posteriormente esperar en la puerta de su casa a la persona que la iría a buscar para llevarla a la iglesia.

A la puerta de Terry llegó una camioneta desconocida, con 4 hombres dentro de ella. La obligaron a montarse en ella y se la llevaron secuestrada.

Terry gritaba y lloraba desesperadamente, les decía: “hoy es el día de mi boda por favor no me hagan esto”, pero ninguno de los hombres le hacía caso. Por el contrario, se volvían cada vez más agresivos con ella. Llegaron al punto de golpearla y violarla entre todos, para finalmente clavarle un cuchillo en el estómago y tirarla abandonada en una calle a las afueras de la ciudad.

La mujer corrió con la suerte de que cuando los hombres la tiraron a la calle, la escena fue vista por varias personas, quienes inmediatamente procedieron a llamar a la policía y al servicio de emergencias.

Paralelamente, en la iglesia se encontraba Harry y los invitados de la boda, quienes ya después de esperar tanto tiempo pensaron que Terry se había arrepentido y no se quería casar, pues no aparecía. Habían pasado 4 horas desde el secuestro.

Cuando llegó la ambulancia Terry parecía no tener signos vitales y estaba toda llena de sangre, por lo cual la trasladarían a la morgue, pero en el camino empezó a toser, vomitó y mostró signos de vida, desviaron el vehículo a el hospital más cercano. Solo hacía falta que los médicos lograran reconocer su identidad, lo cual no fue muy difícil, ya que al notar que estaba vestida de novia decidieron llamar a todas las iglesias preguntando por una novia perdida.

Al ser identificada, Harry y su familia corrieron inmediatamente al lugar.

Terry se encontraba en un estado muy delicado de salud a consecuencia de los golpes, la violación y por supuesto la grave herida que tenía en el abdomen. Gracias a Dios logró estabilizarse, pero lamentablemente los médicos le informaron que había perdido la capacidad de tener hijos. De igual forma le dieron todo tipo de medicación contra el VIH. T

No quería aceptar lo sucedido, pero Harry nunca la abandonó, siempre estuvo a su lado, a pesar de todo lo que había sucedido. Le pidió que por favor pautaran una nueva fecha para su boda y así fue. A los meses Harry y Terry eran marido y mujer, el día estuvo lleno de alegría y fiesta,  había ganado el amor.

Lamentablemente la felicidad solo les duró un mes. Una noche fría prendieron la calefacción de su casa para calentarse, pero la misma estaba fallando, además tenían toda el área cerrada, no se dieron cuenta y se quedaron dormidos. Cuando Terry despertó ahogada por la inhalación de dióxido de carbono,  volteó y vio a Harry pero estaba muerto, se intoxicó con el gas.

Desde ese momento para Terry fue muy difícil recuperar la paz de su corazón. No quería salir, no quería comer, no quería saber de Dios,no quería ver a nadie. Sus seres queridos la obligaron a verse regularmente con un pastor muy bueno llamado Tonny, quien tenía como misión rescatar su corazón y ayudarla a superar el duelo.

Tonny fue muy especial con ella, poco a poco fueron construyendo una relación cada vez más fuerte, hasta el punto de enamorarse.

Con el tiempo Tonny le pidió matrimonio, a lo que Terry le dijo que no podía aceptarlo, ya que no podría servirle como mujer, ya que se le había arrebatado al capacidad de ser madre. Tonny le dijo que si Dios quería que tuviesen hijos ellos llegarían y si no era el caso, tendrían más tiempo para amarse. Finalmente se casaron, tres años después del matrimonio con Harry.

Eran muy felices, pero entre tanta felicidad muy seguramente algo malo tendría que volver a ocurrir. Terry empezó a sentirse muy mal, fue al médico de emergencia y los médicos le informaron algo muy sorprendente: ¡estaba embarazada!.

 

Ocurrió un milagro y Terry sí se encontraba apta para ser madre. El embarazo ocurrió sin complicaciones y trajeron al mundo una hermosa hija, llamada Tehille. A los dos años tuvieron una segunda bendición, nació su hija Towdha.

Los hombres que violaron y torturaron a Terry jamás pudieron ser encontrados.

Hoy en día Terry recuperó la fe en Dios, escribió un libro llamado “Crawling Out of Darkness”. Viaja por el mundo junto a su esposo dando su testimonio y ayudando a víctimas de violación.

Si desea conocer más sobre esta mujer valiente y su testimonio, le invitamos a ver el siguiente video(Inglés):

¡Comparta esta historia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *