in

Descubra la causa de su dolor de espalda y acabe con él

No permita que el dolor de espalda domine su vida

espalda-dolor

El dolor de espalda o Lumbalgia es una condición que cada día afecta a más personas, esta molestia en la parte inferior de la espalda puede ser causada por diferentes razones, entre las cuales se encuentran desde la posición inadecuada al dormir, enfermedades degenerativas, escoliosis, problemas musculares, dolores menstruales hasta problemas en los riñones.

El día de hoy desarrollaremos algunas de las principales causas, de tal forma que por fin usted pueda determinar la causa de su molestia lumbar y atacarla de la manera más adecuada.

Dolores lumbares y sus principales causas

  • Postura inadecuada al caminar y al dormir: los expertos recomiendan cambiar su colchón mínimo una vez al año, para evitar dormir en una superficie suave e inadecuada. De igual forma, afirman que la posición ideal para dormir es de forma lateral, junto con la utilización de una almohada entre las piernas y otra en la cabeza. Al caminar es importante evitar hacerlo de forma encorvada, si no por el contrario, mantenerse lo más erguido posible.
  • Escoliosis: es una desviación anormal de la columna vertebral. Su intensidad puede ir de baja a grave, dependiendo de los resultados que arrojen los exámenes radiológicos y el análisis de un médico traumatólogo. La calidad de vida de quien la padece puede ser mejorada mediante la práctica de natación y gimnasia.
  • Problemas en los discos o hernias: pueden desarrollarse por el estilo de vida de la persona o por envejecimiento. Hernias discales u otros problemas degenerativos pueden provocar dolores muy fuertes, que pueden extenderse hasta los brazos o piernas, debido a que existe irritación en los nervios.
  • Problemas renales: los cuales pueden ser asociados a infecciones o cálculos en los riñones. Al presentar un fuerte dolor en la zona lumbar, es importante verificar la aparición de otros síntomas como fiebre, alteraciones a nivel urinario o cistitis. De existir alguno de ellos debe asistir de inmediato a una consulta médica, ya que puede tratarse de una infección renal. Si presenta dolor muy fuerte en la zona de los riñones sin otros síntomas asociados, luego de la realización de un ultrasonido puede descartar la existencia de cálculos o arenilla en los riñones.
  • Artrosis a nivel lumbar: es una patología muy común en personas sedentarias y en aquellas que suelen cargar peso en exceso. Se caracteriza por la degeneración de los cartílagos entre las vértebras, lo cual genera inestabilidad en la espina dorsal. Produce mucho dolor.
  • Problemas musculares: las contracturas pueden ser causadas por la realización de un mal movimiento o por cargar peso de forma excesiva, lo cual produce inflamación y dolor, hasta tratar la alteración muscular. Además de las contracturas musculares, pueden tener lugar las distinciones o estiramientos de músculos o ligamentos, las cuales son producidas de igual forma por exceso de peso, caídas o movimientos bruscos.
  • Debilidad muscular: siendo una causa más leve, puede generar dolores de espalda que pueden extenderse a las piernas y brazos. Al existir debilidad muscular, los músculos de la columna no se estabilizan correctamente al realizar movimientos y cargar peso.
  • Dolores menstruales: pueden ocurrir al final del ciclo menstrual, como parte del proceso natural de ovulación. Dependiendo de la mujer, los dolores menstruales pueden ser leves o fuertes, en este segundo caso pueden extenderse hasta la zona lumbar. Si la persona padece condiciones adicionales como endometriosis también se pueden generar importantes dolores en la zona baja de la espalda.
  • Problemas a nivel digestivo e intestinos: los dolores de espalda no sólo están asociados a molestias musculares y oseas. Los dolores asociados a enfermedades rectales, úlceras, obstrucciones biliares y cálculos en la vesícula también pueden extenderse a la zona lumbar.

Como puede observar, el dolor lumbar puede estar asociado a diferentes causas y antes de ser tratado debe determinarse específicamente cual de ellas lo genera.

Dependiendo del cuadro que le sea diagnosticado, su problema podrá tratarse de diferentes formas, entre las cuales se encuentran la práctica de ejercicio de forma regular, pérdida de peso, realización de terapias quiroprácticas, ingesta de anti-inflamatorios o analgésicos, utilización de compresas, estiramientos u otro tipo de tratamientos indicados por médicos especializados en nefrología o gastroenterología, según sea el caso. En casos graves y específicos puede ser sugerida la práctica de una cirugía.

Si presenta un dolor de espalda frecuente, lo más importante es determinar su causa, a partir de allí, los médicos le indicarán cómo tratarlo.

Atención: los consejos presentados por este sitio web no sustituyen una consulta médica, si tiene algún síntoma es importante que consulte a su médico de confianza, quién lo referirá a un médico especialista según el problema que presente.

A continuación le invitamos a ver el siguiente video, el cual muestra de forma detallada las enfermedades que producen dolores lumbares y cuando es necesario acudir a un especialista:

¡Comparta este artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *