in ,

13 Señales de que el alma está exhausta

Aprende qué hacer para que tu alma deje de estar cansada

el alma esta exhausta
Crédito de la imagen: Pxhere

La vida es como una noria. Unas veces se está arriba y otras abajo. Estos cambios pueden producir estrés y agotamiento en algunas personas. En ocasiones, se observa a los compañeros de trabajo y demás individuos con los que se tiene trato y se piensa, ¿cómo es posible que ellos no estén alterados? Dicha serenidad no está relacionada con ser más o menos fuerte, sino con tener el alma está exhausta.

No dejes de conoce unos alimentos que te pueden ayudar a combatir el estrés.

13 Síntomas de que el alma está exhausta

Descubre, a seguir, 13 señales de que tu alma está exhausta para poder volver a tener la energía e ilusiones que siempre te caracterizaron.

Ya no te ríes

Piensa unos instantes cuándo fue la última vez que te reíste hasta tener dolor en las mandíbulas y el estómago y derramar una lágrima de felicidad. Si hace mucho que eso no ocurre, es tiempo de que asumas que tu alma está abrumada y de que algo en tu interior no está funcionando correctamente.

Te sientes solo

El hecho de estar rodeado de personas no es un indicativo de que te sientes acompañado. Para ti estás siempre sólo porque nadie te llena y es como si hubiese una barrera que os separa. Asimismo, sientes que la gente está en otra onda y que no te comprenden.

Pérdida de emoción

motivacion
Crédito de la imagen: Pxhere

Si estás en un momento de tu vida en el que nada te hace sentirte pleno, probablemente tu alma está exhausta. Esa falta de emociones y el hecho de no gozar realizando tus pasiones o pasando tiempo con tus allegados es un gran indicativo. En estos casos, lo único que te apetece es estar solo en casa.

La motivación es cosa del pasado

Es imposible no sentirte motivado por nada, ya sea por un viaje, un partido de fútbol o un encuentro con tus familiares, por ejemplo. Si has llegado a ese punto donde la motivación y la inspiración se quedaron ancladas en el pasado es que tu alma está exhausta. Para ti es pérdida de tiempo esforzarse por algo y cuanto menos haces, menos quieres hacer.

Mientes

La mentira es uno de los mayores pecados que una persona puede cometer. El hecho de faltar a la verdad te puede poner en situaciones muy complicadas, además de perder la confianza de la gente. Si te das cuenta que mientes te mientes por no tener que ponerte delante de los conflictos, debes saber que tu alma está exhausta.

Aprende cómo saber si una persona está mintiendo o no.

No sabes decir “no”

En la vida es importante saber decir “no”. De lo contrario, la gente puede aprovecharse de ti y tú acabarás perjudicándote a ti mismo. En el caso de que, a pesar de querer decir “no”, no lo consigues, es porque tu alma está exhausta. Nunca antepongas tus necesidades a las de los demás ya que acabarás mal.

Siempre estás para los demás

escuchar
Crédito de la imagen: Clarin

Eres el paño de lágrimas de todas las personas que te conocen. Independientemente, de si son personas cercanas o no. Eso sí, cuando eres tú el que necesita algo, te cuesta abrirte y expresar lo que te pasa por miedo a ser juzgado. Dicha situación te hace estar indefenso ante las dificultades.

No eres tú

Evidentemente, con el paso del tiempo y las experiencias que se viven, las personas van modificando su actitud. No obstante, esto nunca debe ser sinónimo de dejar de ser uno mismo. Si a ti te pasa que al mirar retratos antiguos o al comentar situaciones pasadas caes en la cuenta que del individuo que eras ya no quedas nada, es obvio que tu alma está cansada ya que la felicidad quedó atrás.

No tienes límites

Dado que no tienes palabra, no estableces unas normas ni unos límites. Hay gente que se percata de eso y se aprovecha de ti. Asimismo, tu salud, tanto física como mental, se ve realmente perjudicada por esta actitud.

Estás cerca de personas tóxicas

No eres capaz de identificar a las personas tóxicas, ni mucho menos alejarte de éstas. Este tipo de gente, te tira para abajo ya que están llenas de mala onda y negatividad. Al tener el alma cansada, éstas hacen que te hundas cada vez más en un pozo porque te pueden manejar y coaccionar a su antojo.

Estás agotado

cansado
Crédito de la imagen: Clarin

Aunque no realices muchas actividades, estás siempre cansadísimo hasta el punto de que sólo deseas estar en la cama. Igualmente, aunque duermas muchas horas, cuando te levantas estás agotado.

Descubre aquí cuántas horas debes dormir por día. 

Tu vida no es saludable

No llevar una vida saludable, ya sea en la alimentación, deporte o cosas que se hacen, como fumar, es un claro síntoma de que tu alma está exhausta. Asimismo, estar en un empleo donde no te valoran puede formar parte de este comportamiento.

Aprende unos consejos para saber cómo actuar ante el bullying.

Sientes miedo

El hecho de estar pensando siempre mal o tener miedo a realizar ciertas modificaciones en tu vida por si las cosas salen mal, también es una característica de las personas que tienen el alma agotada. Por temor a que los actos tengan consecuencias malas, dejas de llevar a cabo ciertas cosas.

Qué hacer cuando el alma está agotada

Si padeces fatiga emocional, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones para poder salir adelante.

Descansar correctamente

dormir
Crédito de la imagen: Pxhere

Dormir bien es esencial para tener energía al día siguiente, para estar de buen humor y para ser productivo. En el caso de que tengas problemas de vigilia, puedes beber unas infusiones que te harán dormir como un bebé. Asimismo, tienes la posibilidad de probar el método militar para descansar.

Hacer ejercicio

La actividad física, además de ayudar a estar en forma, es muy buena para desconectar la mente de los problemas y liberarte de las preocupaciones al eliminar toxinas y producir endorfinas, es decir, la hormona de la felicidad.

Calma la mente

Para conseguir combatir el alma cuando está exhausta, es bueno realizar ejercicios de relajación y respiración para calmar la mente y los nervios, los cuales juegan muy malas pasadas. De esta manera, sentirás una placentera paz interior que te ayudará mucho.

Poner límites

limite
Crédito de la imagen: Pxhere

Por muy mal que te puedes sentir al decir “no”, debes aprender a hacerlo. No antepongas a los demás a tus prioridades y necesidades porque eso hará que estés desanimado al no tener tiempo para ti.

Reconoce el problema

Es importantísimo que reconozcas que no estás bien. Siempre el primer paso para solucionar un problema es admitir que existe.

Comunicarse

La comunicación es la base de todas las relaciones. Siempre debes decir qué sientes y piensas desde el respeto y no permitir entrar en un círculo vicioso de sumisión.

Consejo final:

Si tu alma está exhausta y no sabes cómo revertir la situación, pide ayuda a un profesional para que éste te ayude desde el punto de vista psicológico.

Por último, puedes ver en el próximo vídeo 9 técnicas para aprender a relajar tu mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *