in

El agua caliente pude mejorar la mala circulación de las piernas, según un estudio

Descubre unos consejos para mejorar la circulación sanguínea en las piernas

agua caliente pude mejorar la mala circulación de las piernas
Crédito de la imagen: Pxhere

Llegar a casa tras la jornada laboral y ducharse con agua caliente es un placer sagrado. Ese baño permite relajarse, mejorar la higiene y ayuda a dormir mejor. Además de estos beneficios, un reciente estudio ha revelado que el agua caliente puede mejorar la mala circulación de las piernas.

El agua caliente podría ayudar a aliviar la mala circulación

La enfermedad arterial periférica (EAP) tiene lugar cuando los vasos sanguíneos que están fuera del corazón se estrechan. Esta situación se da cuando el colesterol se almacena en los vasos sanguíneos que transportan la sangre hasta las piernas.

Como consecuencia, la persona experimenta dolor en dicha extremidad, calambres, pérdida de masa muscular, sensibilidad en la piel e incluso llagas en las piernas. Dichos efectos secundarios se deben a que el flujo sanguíneo se desacelera llegando a poder bloquearse.

Para combatir este problema, según un estudio publicado en el American Journal of Physiology, un baño de agua caliente podría ayudar a aliviar la mala circulación. De hecho, los investigadores consideran que esta ducha podría ser mejor que un ejercicio prolongado.

En la investigación, se evaluó a 22 pacientes con EAP que se dividieron en 2 grupos. A todos ellos se les chequeó la presión arterial y la distancia que podían andar.

Uno de los grupos consiguió realizar caminatas de 90 minutos y ejercicios de resistencia 1 o 2 veces a la semana. Los otros participantes se sumergieron en una pileta de agua templada a menos de 39º C entre 20 y 30 minutos. A estos se les alentó a que el agua les llegase a los hombros. Tras dicho tiempo, hicieron hasta ½ hora de calistenia entre 3 y 5 veces por semana.

A pesar de que el segundo grupo tuvo mejores resultados, aún es pronto para confirmar que fue por causa del agua caliente. Es que se debe tener en cuenta que los ejercicios de calistenia también pudieron ayudar a ducha mejoría.

No obstante, lo que sí que mostró la investigación fue que la terapia con calor ayudó a que los pacientes consiguieran caminar un 10 % más que los que hicieron el ejercicio supervisado.

Consejos para mejorar la circulación de las piernas

Crédito de la imagen: Pxhere

Si padeces problemas de circulación en las piernas, seguir ciertos comportamientos ayudará a aliviar tu situación.

Intenta no permanecer de pie mucho rato seguido. Estar sentado durante mucho tiempo o quieto tampoco favorece la circulación.

Descubre los riesgos de estar sentado más de 6 horas.

Si estás mucho rato de pie, sentado o en la misma posición, cuando puedas coloca las piernas en alto. Así beneficiarás que la sangre circule.

Usar medias terapéuticas también será de gran ayuda. El grado de comprensión de estas deberá estar medido por un especialista.

Come de manera saludable y evita lo máximo posible ingerir sal.

Bebe agua para estar hidratado y usa crema para cuidar la sequedad de tu piel.

Viste calzado y ropas anchas para que las vestimentas no te aprieten y dificulten aún más la circulación.

Masajea las piernas y/o acude a un profesional para que te haga masajes.

Realiza ejercicio moderado.

Evita tomar el sol en las piernas ya que el calor dilata las venas lo que perjudicará al circulación.

Consejo final:

Aunque el agua caliente pude mejorar la mala circulación de las piernas, no es aconsejable hacer la terapia sin supervisión médica. De hecho, debes tener en cuenta que si vas a un jacuzzi, hay algunos que advierten que los pacientes con dolencias cardíacas podrían sufrir una bajada de tensión. En consecuencia, la persona podría sufrir vahídos.

Para finalizar, en el siguiente vídeo para conocer 9 ejercicios que te ayudarán a activar la circulación de las piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *