in

Uñas que se rompen, ¡Nunca más con estas 5 soluciones caseras!

Sepa que tener uñas frágiles puede no ser perjudicial para la salud pero es antiestético

Las uñas son muy sensibles puesto que están en contacto continuo con agresores externos como productos químicos, detergentes, cambios de temperatura…Las uñas que se rompen fácilmente, en principio, no suponen un problema de salud grave pero estéticamente quedan mal.

¿Se ha fijado últimamente en sus uñas? Qué tal aspecto tienen? Sepa que, si están sanas, los siguientes consejos van a resolver el problema de fragilidad. Además, como no podía ser de otra manera, ¡son tratamientos naturales! Anote las recetas:

  1. Baño de aceite de oliva:

Las sustancias hidratantes y tónicas del aceite virgen extra refuerzan y favorecen el crecimiento de las uñas, Para el tratamiento basta con poner las uñas en una taza con aceite de oliva durante 15 minutos. Repita este proceso durante 30 días y pasado este tiempo, sólo dos veces por semana.

  1. Crema de pepino:

Sus beneficios cosméticos se usan mucho. Esto se debe a que tiene un enorme poder de hidratación, dando suavidad y mejoras as aspecto de la piel. ¡Aplique sus beneficios también en las uñas! Para el tratamiento, bata un pepino sin quitar ni la piel ni las semillas, hasta conseguir una crema. Ponga esta crema en un recipiente y sobre las uñas, dejándolo actuar durante 10 minutos.

  1. Tónico de ajo:

Haga una taza de infusión de ajo. Cuando el agua comience a hervir, ponga un diente de ajo machacado. Espere un momento y retire del fuego, Después, espere a que se enfríe y entonces ponga una cucharada de limón y remueva. A continuación, guarde la mezcla en un frasco. Antes de acostarse, póngase la mezcla en las uñas, a diario. Cuando se despierte, retírelo con agua.

  1. Compresa de zumo de limón:

El limón favorece el crecimiento de las uñas gracias a su elevado contenido en vitamina C que ayuda a la regeneración celular. Para el tratamiento tiene que exprimir un limón, empapar en él un algodón o palito de oídos, y aplicarlo en las uñas, una a una. Después, espere un cuarto de hora y retírelo con agua.

Debe hacerlo por la noche. Al principio puede notar un ardor en la zona alrededor de la uña, pero pasará.

  1. Masaje en las uñas:

Puede creer que es inútil, pero masajear las uñas estimula su fuerza y crecimiento. En realidad, el masaje activa la circulación en esa zona pues mejora el flujo de sangre. Haga masajes diarios en las uñas y las manos usando un hidratante de calidad. Antes de los masajes, lávese las manos con agua y jabón.

Además de estos tratamientos, debe comer mejor. Recuerde que las uñas necesitan ciertos nutrientes para no fragilizarse. Por eso, ingiera alimentos con alto contenido de magnesio, yodo, zinc, vitaminas A, B y C, calcio y aminoácidos.

Nuestro último consejo es que no se muerda las uñas puesto que eso también las debilita.

¿Le han gustado los consejos? ¡Pruébelos y comparta los resultados con nosotros!

One Comment

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *