in

Mujer reza después de haber visto un terrible accidente sin saber que su hermano se encontraba allí dentro

Esta historia lo invitará a reflexionar y a jamás perder la fe

Hoy en día, lo más común que hace una persona al ser testigo de un accidente de tránsito es ignorarlo o peor tomar muchas fotos para después publicarlo en sus redes sociales.

En esta ocasión, le presentaremos la historia de Karlina Fulk, una mujer que fue testigo de un terrible accidente cerca de su vecindario mientras se dirigía a casa.

Esta gran mujer, al observar tan terrible suceso decidió que al llegar a su casa rezaría por el conductor del vehículo, quien había sufrido grandes daños. Justo después de terminar sus plegarias, Karlina recibió una importante llamada.

Sus padres la llamaron para informarle que su hermano menor, Rafael, había sufrido un horrible accidente con el auto. Al indicarle la ubicación del accidente inmediatamente le vino a la mente la escena que acababa de presenciar.

¡Se trataba de Rafael! ¡Sin saberlo sus plegarias eran para su propio hermano!

Sin perder tiempo, Karlina se dirigió al hospital para ver cómo se encontraba su hermano. El joven se encontraba muy golpeado y en situación crítica, ya que había sufrido importantes daños. A los pocos minutos se enteró que Rafael se encontraba en estado de coma y su pronóstico era bastante reservado.

Los doctores decían que mientras más días pasaran más difícil era que Rafael despertara, además indicaban que al hacerlo posiblemente despertaría con graves daños a nivel cerebral.

A pesar de ello, Karlina no perdía la fe y rezaba todos los días de forma incansable por la recuperación de su hermano.

¡A las pocas semanas Rafael abrió los ojos!

Al despertar, los doctores notaron que el joven no recordaba su nombre y tenía ciertos problemas de memoria debido a los daños sufridos a nivel cerebral. Le dijeron a su familia que no podría volver a estudiar, a Rafael sólo le faltaban 2 años para graduarse de ingeniero,

Pasó el tiempo, el joven asistió a diferentes terapias y nunca se rindió, paralelamente a ello su hermana Karlina jamás paró de rezar y lo acompañó en todo el proceso.

A pesar de lo que decían los especialistas, casi 3 años después Rafael logró graduarse.

¡Se había recuperado totalmente!

“Verlo subir al escenario para recibir su diploma ha sido uno de los mejores momentos de mi vida después de todo lo sucedido, animo a las personas a no perder la esperanza y la fe, deben perseguir sus sueños y confiar en Dios”, afirmó Karlina en un brindis familiar luego de la graduación.

Hoy en día Rafael se encuentra totalmente recuperado y el accidente sólo vive en el pasado. Su relación con Dios mejoró muchísimo y a igual que su hermana invita a los demás a jamás perder la fe.

¡Le invitamos a compartir esta increíble historia de fe y superación para que sirva de ejemplo a aquellos que atraviesan situaciones difíciles!

¿Qué piensas?

554 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *