in

3 Remedios caseros para los callos de los pies

Resuelve este molesto problema con productos naturales

remedios caseros para los callos
Crédito de la imagen: Freepik

Callos, durezas o hiperqueratosis, como se le conocen científicamente, son partes de la piel donde se acumula queratina por culpa de las células muertas inertes de la dermis. Esto ocurre como consecuencia del roce con algún material, como pueden ser los zapatos o por falta de hidratación. Si quieres combatir este problema de manera natural, descubre 3 remedios caseros para los callos de los pies.

Cuáles son los mejores remedios caseros para los callos

Todo y que también pueden aparecer en los codos y en las manos, los más comunes y molestos son los de los pies ya que dificultad la caminata. Descubre los mejores remedios caseros para los callos de los pies y vuelve a andar sin dolores.

Vinagre de manzana

manzana
Crédito de la imagen: Freepik

El vinagre de manzana, además de su uso culinario, tiene otras funciones las cuales son muy ventajosas para el organismo. Una de ellas es la de servir como uno de los remedios caseros para los callos gracias a la acidez de la fruta. Ésta permite suavizar la dureza y agilizar la curación.

Ingredientes

  • Vinagre de manzana: 1 cucharada;
  • Cotonete: 1 unidad.

Modo de preparación:

1. En primer lugar, vierte el vinagre de manzana en un cuenco e introduce el cotonete.

2. Cuando el algodón esté bien empapado, sácalo y aplícalo sobre los callos. Haz este proceso justo antes de irte a la cama para que el producto actúe durante toda la noche.

3. A la mañana siguiente, con la ayuda de una piedra pómez, exfóliate la parte afectada y échate un poco de aceite de coco o de oliva para hidratar.

Deberás repetir este proceso hasta que la dureza desaparezca.

Exfoliante de aceite de almendra con harina de maíz

aceite de almendras
Crédito de la imagen: Cremas-caseras

Otra manera muy efectiva de acabar con los callos es hacer una solución con aceite de almendra y harina de maíz para fabricar un exfoliante casero.

Ingredientes

  • Harina de maíz: 45 gramos;
  • Aceite de almendra: 1 cucharadita;
  • Sal marina: 1 cucharada sopera;
  • Aceite esencial de menta piperita: 3 gotas.

Modo de preparación:

1. Entrevera todos los ingredientes en un bol y añade agua templada para poder elaborar una masa consistente.

2. Luego, empieza a masajearte los pies con la mezcla. Recuerda que estos deben estar limpios y húmedos. Haz verdadero hincapié en las partes con durezas.

3. Por último, enjuágate los pies con agua tibia y jabón.

Debes tener en cuenta que éste es uno de los remedios caseros para los callos más efectivos gracias a que la harina junto con la sal permite remover la piel que está dura. Por su parte, el aceite de menta piperita fortalece la dermis, mientras que el aceite de almendra la nutre.

Crema de limón y pachulí

crema de limon
Crédito de la imagen: Lavidalucida

El limón es uno de los cítricos que más propiedades y beneficios aporta a la salud. Si éste se une al aceite esencial de pachulí, las ventajas se incrementan y se puede aplicar para combatir los callos.

Ingredientes

  • Manteca de cacao: 60 gramos;
  • Aceite esencial de limón: 10 gotas;
  • Aceite esencial de pachulí: 5 gotas.

Modo de preparación:

1. Pon la manteca en una cacerola a fuego lento hasta que se derrita.

2. Retira la olla del fuego e incorpora los aceites mientras vas removiendo la mezcla.

3. Coloca el remedio casero en un tarro y espera que enfríe. Después, pásate la mixtura en los pies como si fuese una crema justo antes de acostarte.

Consejo final:

Dado que los callos pueden desembocar en problemas más graves, es siempre aconsejable consultar con un especialista cuál es el tratamiento que se adecúa más a tu caso.

Para finalizar, descubre otro remedio casero para acabar con los callos, en el siguiente vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *