in

Cómo quitar manchas de sangre de la ropa

Evita por todos los medios usar el agua caliente con este fin

quitar manchas de sangre
Crédito de la imagen: Freepik

Quitar manchas de sangre puede resultar una de las tareas más difíciles al lavar la ropa. Evidentemente, si la marca es reciente y está húmeda el trabajo será mucho más sencillo. En el caso de que se sequen, para acabar con ellas vas a necesitar algunos trucos y cierta técnica. Descubre, a continuación, unos consejos muy útiles.

Cómo quitar manchas de sangre recientes

Retirar las manchas de sangre recientes puede ser mucho más fácil de lo que parecer. Para ello, es necesario tener claros los pasos a seguir y cuáles son las mejores técnicas para ello.

Sal

la sal
Crédito de la imagen: Freepik

Este método es muy bueno para las prendas delicadas. En primer lugar, enjuaga el borrón y aplícale una pasta elaborada con sal y agua para luego frotar la parte manchada. A continuación, enjuaga la prenda e introdúcela en la lavadora en el programa de ropa delicada.

Agua fría

Enjuaga bajo la canilla de agua fría la prenda de ropa que esté sucia y empieza a restregar la zona indicada hasta que la marca se vaya. A continuación, pon el atuendo a secar al sol para que desaparezca del todo la mancha. Debes tener en cuenta que esta técnica sólo funciona si se lava la indumentaria inmediatamente. Recuerda que usar agua caliente no es una buena opción.

Agua oxigenada

Esta forma de quitar las manchas de sangre debe usarse en telas que no destiñan. Para tejidos fuertes, aplica el agua oxigenada directamente sobre el lamparón. Para telas delicadas, haz una solución a partes iguales de agua oxigenada con agua fría. Después, frota la zona con un paño o cepillo pequeño y enjuágala con abundante agua para remover el producto. Por último, lava con jabón y agua tu tejido como acostumbras a hacer.

Cabe destacar que también puedes optar por poner la pieza a remojar en una solución de agua fría con agua oxigenada por espacio de unas 2 horas, para acabar lavándola con agua y jabón.

Jabón

jabon
Crédito de la imagen: Freepik

Si no tienes ninguno de los productos comentados anteriormente, puedes recurrir a una pastilla de jabón o al gel de ducha. Primero, moja la mancha con agua fría. Luego, cepíllala con jabón. Puede que necesites rociar un poco de agua si se hace mucha espuma por culpa del gel. Ves enjuagando la prenda hasta que desaparezca la marca y hayas retirado todo el jabón.

Amoniaco

Para las huellas de sangre que se resistan a salir, el amoniaco puede ser una perfecta opción. Mixtura ½ jícara de agua fría con 1 cucharada del compuesto químico y échala sobre la marca de sangre. Cuando veas que éstas se va, aclara la vestimenta con agua fría. Para impedir que tu pieza de ropa se deteriore, no utilices amoniaco en la lana, en el lino o en a seda.

Almidón

Si tu atuendo es de un tejido sintético puedes hacer una solución con agua y almidón. Luego extiéndela sobre la marca y espera unas horas a que se seque. Por último, frota con fuerza la parte indicada y lava la prenda como de costumbre. Este método te puede valer tanto para prendas blancas como de color.

Cómo quitar manchas de sangre secas

Remover las manchas de sangre de la ropa cuando están secas es siempre más complicado que cuando están húmedas. No obstante, dado que nada es imposible, con unas prácticas técnicas podrás librarte de las marcas.

Pasta de dientes

pasta
Crédito de la imagen: Pxhere

Aplica un poco de pasta de dientes sobre la huella de sangre. Espera a que se seque del todo y restriega la zona con jabón. Por último, enjuaga la prenda con agua y lávala como lo haces habitualmente.

Cabe destacar que este método se recomienda para la ropa de cama y para las telas.

Detergente líquido

Pon 1 cucharada de detergente líquido encima de la marca y espera unos 15 minutos a que actúe. Luego, con 1 cepillo que tenga las cerdas suaves, restriega fuerte con movimientos circulares antes de aclarar la ropa con agua fría. Después pon la prenda en la lavadora y límpiala como de costumbre siempre y cuando el fabricante no especifique que esta ropa no es apta para el lavarropas.

Limón y sal

limon
Crédito de la imagen: Pxhere

Las propiedades del limón junto a la sal sirven de ayuda para acabar con los lamparones en la ropa. Pon la pieza a remojo durante 2 o 3 horas y después, sin enjuagarla, ponla a secar al sol para que se blanquee.

Ablandador de carne

Las enzimas que contienen los ablandadores de carne en polvo sin condimentos son de gran utilidad para acabar con las marcas de sangre que ya se hayan secado.

Para su uso, llena un barreño con 1 jícara de agua fría e introduce la parte manchada. Esparce 1 cucharada del ablandador sobre la huella de sangre. Tras 45 retira la prenda. En el caso de que la mancha no haya salido del todo, repite el proceso.

Cabe destacar que es bueno que vayas cepillando la marca de tanto en tanto y que no es bueno que emplees ablandadores en prendas de lana, seda o lino. De hecho, este método es el más recomendado para telas difíciles como las de los pantalones vaqueros.

Conoce otros trucos para quitar manchas difíciles.

Consejo final:

Cuando apliques estos procedimientos, no te olvides de la  máxima más importante: no usar agua caliente para quitar manchas de sangre. Esto sólo hará que el líquido se fije más al tejido. Asimismo, intenta retirar la mayor parte de la huella restregando con agua para luego sólo tener que usar la solución que elijas en la parte que se quede adherida.

Para acabar, si quieres conocer un truco para quitar manchas de sangre de tu sofá, no dejes de ver el siguiente vídeo.

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Escrito por Ainhoa Delgado

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comments

0 comments

pareja con síndrome de Down

Pareja con síndrome de Down demuestra que el amor no tiene límites

lugares para viajar sola

Los mejores lugares para viajar sola