in

8 Maneras de convertirse en una persona de la mañana

Es posible levantarse con energía y buen humor aunque se madrugue

persona de la mañana
Crédito de la imagen: Freepik

Estar unos minutos más en la cama cuando suena el despertador es un placer sagrado. De hecho, para los remolones el simple hecho de tener que levantarse pronto ya es sinónimo de estar cabreados todo el día. Este enojo se puede curar con unos trucos para convertirse en una persona de la mañana.

Cómo convertirse en una persona de la mañana

Son pocas las personas que pueden permitirse el lujo de no tener que madrugar todos los días. Ya sea por el trabajo o por la carga familiar, mañanear es una rutina que no se puede esquivar. Para aquellos a los que se les pegan las sábanas y despertarse pronto es un suplicio, aprender a ser una persona de la mañana les ayudará a ser más felices.

Vete antes a dormir

Navegar por las diferentes redes sociales y/o aplicaciones hace que tus horas de sueño se reduzcan considerablemente. Uno de los consejos para convertirse en un individuo de mañana es dormir las horas adecuadas. Por tanto, oblígate a acostarte pronto y deja todos los dispositivos electrónicos fuera del dormitorio para evitar tentaciones.

Despiértate antes

dormir
Crédito de la imagen: Freepik

Intentar hacer muchos cambios de una vez no es bueno. Esta actitud te llevará al fracaso al darte cuenta que no puedes con todo. Por tanto, sé realista y haz ya cosa y luego la otra. Si de normal pones el despertador a las 8:30, empieza a ajustarlo para las 8:00 y ves poniendo otras alarmas cada 5 o 10 minutos. Tras una semana, verás como consigues levantarte a la primera o segunda alerta. Esto hará que tengas más tiempo para ti antes de salir de casa.

No pongas la alarma del móvil

La luz, el sonido y las vibraciones que emiten los teléfonos móviles cuando tienes una notificación pueden interrumpir tus horas de sueño. Es por ello que a la hora de levantarse estarás cansado por no haber podido dormir en condiciones. Puedes emplear la alarma de tu reloj de pulsera o la de la radio para levantarte con más ánimo.

Prepara todo lo que puedas la noche anterior

Como dice el refrán, no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Es por eso que una buena sugerencia es dejar todo preparado la noche anterior. Esto incluye la ropa que te vayas a poner, la vianda e incluso dejar la loza preparada para el desayuno.

Toma un desayuno saludable

desayuno
Crédito de la imagen: Freepik

El desayuno es la comida más importante del día. Por culpa de las prisas muchas personas no lo toman y luego se pasan el día malhumoradas y sin fuerzas. Una de las claves para convertirse en una persona de la mañana es sentarse a ingerir almuerzo saludable. Si empiezas a realizar esto, verás que dejarás de ser un gruñón.

Haz deporte

Salir a correr o ir al gimnasio por la mañana también ayudará a que estés más animado y entusiasmado. En primer lugar, estarás con más energía. Asimismo, experimentarás una bonita sensación al saber que estás cuidado de ti, sobre todo cuando vaya viendo los resultados del ejercicio.

Busca un momento de diversión

Aunque no lo creas, las mañanas también te pueden brindar un momento de diversión. Si te levantas antes y dejas todo preparado la noche de antes, podrás disfrutar de tiempo para el ocio. Eso puede incluir leer un libro, el periódico, ver las noticias o asistir al capítulo de una serie que te guste en Netflix.

No te castigues

Es normal que los días que no tengas que trabajar te acuestes o levantes más tarde. Cierto es que sería bueno que mantuvieses el mismo horario para que el cuerpo se acostumbrase más rápido a la rutina. No obstante, si fallas los fines de semana no te castigues. Todo el mundo se merece un respiro.

Para finalizar, puedes aprender unos trucos para vencer la pereza gracias al próximo vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *