in

Un perro hambriento encontrado dentro de un saco

6 Semanas después de su rescate el animal estaba irreconocible

perro hambriento encontrado dentro de un saco
Crédito de la imagen: Fabiosacdn

La crueldad y falta de tacto del hombre con los animales puede llevarle a ser muy cruel con estos. Ya se ha dado el caso en el que una chicha canceló su boda después de ver lo que el novio hacía con el perro. En esta ocasión, un perro hambriento encontrado dentro de un saco ha sido el que ha padecido las fechorías de una persona sin corazón.

Perro hambriento encontrado dentro de un saco

perro
Crédito de la imagen: Fabiosa

Los voluntarios de la Animal Aid Unlimited, una asociación indiana, llevan varios años ayudando a todo tipo de animales abandonados, malitos y heridos a recuperarse. Estos, por el momento, ya han conseguido cuidar a más de 65.000 animales. Ente ellos se encuentran vacas, burros, gatos, cachorros y aves.

Recientemente, estos voluntarios recibieron la alerta de que un perrito estaba malito. Cuando llegaron al sitio no daban crédito a lo que estaban viendo. Un cachorro infeliz estaba escondido dentro de una bolsa de plástico. Aunque parezca increíble, fue así como sucedió la historia de un perro hambriento encontrado dentro de un saco.

La publicación Fabiosa recogió unas palabras de los voluntarios. “En cuanto tocamos el paquete, el animal empezó a gritar de dolor y todas las veces que intentábamos tocarlo lloraba.”

El perro hambriento encontrado dentro de un saco no se lo puso fácil a los voluntarios. La única manera que estos tuvieron para que el animal saliese de la bolsa de plástico fue enseñándole comida. El cachorro se encontraba famélico, además de muy delgado. Eso por no hablar de la profunda herida que tenía en el muslo y las sarnas por todo el cuerpo.

El animalito fue llevado al refugio de los voluntarios para ser examinado. Tras el chequeo, lo bañaron y le empezaron a aplicar diferentes tratamientos para que se recuperase.

La recuperación del perro hambriento encontrado en un saco

jumper
Crédito de la imagen: Fabiosa

Los primeros días tras su liberación no fueron fáciles para el cachorro. Aún tenía en el cuerpo el miedo por lo ocurrido. Situación que no permitía que se relajase y que siguiese excitado.

Pasadas 6 semanas del momento liberación, el perro estaba irreconocible. El personal que lo atendió le apodó Jumper, Saltador en español, ya que su comportamiento y cambio habían sido rapidísimos como un brinco, además de pasarse el día saltando.

Por desgracia, la historia de Jumper es una más de las malvadas acciones del hombre. Otro ejemplo es la del hombre que amarró y arrastró un perro sin piedad de una moto hasta quemarle la piel.

Pero por suerte, cada vez más la gente está concienciada acerca del maltrato animal y jueces que dan sentencias ejemplares y creativas a quien no trata bien a los animales.

Para finalizar, no dejes de ver el siguiente vídeo de unos perros huérfanos que son adoptados. Seguro que te emocionas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *