in

Pareja con síndrome de Down demuestra que el amor no tiene límites

Tras 25 años de matrimonio siguen felices viviendo su historia

pareja con síndrome de Down
Crédito de la imagen: Rd.com

Son muchas las barreras y limitaciones que la sociedad quiere imponer sobre las personas con síndrome de Down. No obstante, día a día estos individuos se van superando y rompiendo estereotipos. Un buen ejemplo es la modelo que protagonizó una campaña publicitaria de maquillaje de la marca Benefit Cosmetics. Otro caso es el de la pareja con síndrome de Down que se casó hace 25 años.

Una pareja con síndrome de Down rompe los esquemas de la sociedad

Las personas con síndrome de Down presentan una discapacidad cognitiva debido a un trastorno genético que hace que tengan una parte o una copia de más del cromosoma 21. Esta condición hace que muchas personas los excluyan al pensar que no son aptos para muchos puestos de trabajo. Asimismo, muchos consideran que no deberían casarse.

Este tabú lo quebraron hace 25 años Paul y Kris Scharoun-DeForge. Esta pareja con síndrome de Down ha demostrado que el amor no tiene fronteras ni límites. Un detalle cariñoso de su relación es que desde que se casaron, cada 14 de febrero han realizado un maravilloso ritual. Ella elabora con sus propias manos un tarjeta para su amado, el cual la lee nada más llegar de trabajar. Por su parte, Paul le regalaba una cena romántica en algún restaurante de la zona.

El San Valentín número 25 tendrá lugar este año y será un hito. No sólo porque cumplen las bodas de plata, sino porque se estima que las personas con síndrome de Down suelen fallecer a temprana edad. De hecho, será la primera vez que no lo pasen juntos. Por desgracia, Paul, a sus 54 años, está luchando contra una enfermedad mental, la demencia en edad temprana.

Amor en al distancia

pareja
Crédito de la imagen: Rd.com

Para poder tratarlo, el estado internó al hombre en una residencia de cuidados intensivos de enfermería hecho que entristeció mucho a Kris, la cual continúa viviendo en su apartamento de Liverpool en Nueva York. No obstante, visita con asiduidad a su marido y pasa con él los fines de semana en la casa de su hermana Susan.

Cabe destacar que cuando se comprometieron, muchos allegados se opusieron al enlace asegurando que por sus características no tenían madurez emocional para ello. Sin embargo, la pareja estaba tan convencida de lo que quería hacer que hasta combinaros sus apellidos en uno. De hecho, en palabras recogidas por Reader´s Digest Kris aseguró: “lo miré a los ojos y vi mu futuro”. Esto hace referencia al baile donde se vieron por primera vez hace 30 años.

En esta relación no todo han sido críticas. Diversos familiares de Kris y Paul los han apoyado dado que consideraban que eran ellos los que debían tomar las decisiones sobre sus vidas. Susan Scharoun, hermana de Kris declaró que nadie mejor que ellos para darse cuenta lo que “es bueno para ellos.”

La historia de la pareja con síndrome de Down es la muestra que cuando los sentimientos son verdaderos no importa nada más. Por tanto, usa esto como ejemplo para tu vida. Si de verdad quieres a una persona, deja los prejuicios y tapujos atrás y dedícate a ser feliz con quien tú desees.

Para finalizar, conoce de la boca de Pablo Pineda qué es el síndrome de Down en el próximo vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *