in

Mujer se queda parapléjica a causa de un piercing

Hay que tener cuidado en los establecimientos en los que se hacen los pendientes

parapléjica a causa de un piercing
Crédito de la imagen: S2.glbimg

Desde hace ya algunas décadas, adornar el cuerpo es una diversión que no pasa de moda. Decorar brazos y piernas con tatuajes, o la cara con pendientes, es para muchos una satisfacción. Sin embargo, esta práctica puede traer severas consecuencias a la salud. A continuación, conoce la historia de la joven que quedó parapléjica a causa de un piercing.

Una mujer se queda parapléjica a causa de un piercing

Como muchos adolescentes, Layane Dias pensó que su cuerpo se vería mejor con un nuevo pendiente. Fue así que decidió colocárselo uno en la nariz. Sin embargo, a pesar de que era un lindo adorno, terminó infectada por una bacteria. Así, la joven de 20 años quedó parapléjica a causa de un piercing.

Todo comenzó cuando Layane sintió dolores en su cuerpo y fatiga. Con el paso de los días empezó a sentirse debilitada lo que le hizo necesitar medicamentos vitamínicos para tener energía y poder ir al trabajo.

Su cuadro empeoró rápidamente. De repente, la joven ya no podía mover sus piernas. La situación se volvió más alarmante cuando dejó de sentir otras partes del cuerpo.

De acuerdo con los médicos que la atendieron, Layane contrajo Staphylococcus aureus. Éstas son unas bacterias que causan mucho dolor cuando llegan al corriente sanguíneo. Según los expertos, el virus ingresó al cuerpo de la mujer por una infección en la nariz.

La joven que quedó parapléjica a causa de un piercing sintió una bola roja en las fosas nasales. Era igual a tener una espina clavada dentro. Luego, con el correr de los días, comenzó con una elevada fiebre. Los síntomas se agravaban día tras día. Una mañana, después de salir con sus amigas a bailar, amaneció con un intenso dolor de espalda. Para calmar el sufrimiento, tomó un cóctel de medicamentos, pero no resultó. Al día siguiente, los dolores eran aún más fuertes.

Aprende cómo bajar la fiebre de manera natural.

Los días finales

Crédito de la imagen: S2.glbimg

Como el cuadro empeoraba con el correr de las semanas, finalmente, Layane decidió ir al médico. Los especialistas le hicieron un examen de rayos-X. El estudio mostró que todo estaba normal. Como ella sabía que algo no andaba bien, decidió buscar una segunda opinión y fue a ver a otra dfacultativa. La doctora notó rápidamente que los músculos de la espalda estaban hinchados. Luego de unos masajes y una inyección, la joven volvió a su casa.

Sin embargo, a la mañana siguiente, Layane ya no sentía las piernas. Desesperada, le pidió a su madre que la llevase a una iglesia en busca de un milagro. Pero tampoco resultó.

En su tercera visita a un centro médico, los expertos ordenaron análisis de sangre y orina. Layane ya no podía moverse con normalidad. Para hacer sus necesidades tenía que usar una sonda. Los resultados de los análisis fueron determinantes. La sangre estaba infectada con una bacteria.

Los médicos intentaron de todo, pero los dolores seguían. Tras una resonancia magnética, los doctores descubrieron que había 500 mililitros de pus comprimidos en tres vértebras de la médula espinal. Rápidamente, Layane entró al quirófano.

La cirugía fue un éxito y evitó la progresión de la paraplejia. La médula se descomprimió y evitó que el cuadro de la paciente empeorara.

Conoce la historia de una joven que se quedó ciega por dos días tras aplicarse un tinte.

Consejo final:

Hacerse un piercing puede traer severas consecuencias. Para evitar complicaciones innecesarias, hay que hacérselos en sitios que estén homologados y cuenten con todas las normas de higiene. Asimismo, se debe mantener el lugar donde se aplicó el objeto sumamente limpio. Igualmente, el material debe estar correctamente esterilizado y la piel desinfectada.

Para finalizar, en el siguiente video podrás conocer más datos de este caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *