in

La miel engorda: ¿sí o no?

Este alimento trae muchos beneficios para la salud

la miel engorda
Crédito de la imagen: Pxhere

La miel es un producto muy nutritivo que aporta muchos beneficios para la salud. La creencia de que la la miel engorda es falsa porque se trata de un alimento que es libre de grasas y contribuye a la sensación de saciedad, por lo que se la recomienda consumir de forma controlada en las dietas para bajar de peso.

¿La miel engorda?

la miel engorda si o no
Crédito de la imagen: Pixabay

Como se trata de un alimento muy dulce la gente suele pensar que la miel engorda. Nada más lejos de la realidad. Contiene en cada 100 gramos unas 304 calorías aproximadamente, lo que se considera un nivel calórico dentro de los parámetros normales.

Si bien tiene un nivel calórico por encima de otros alimentos, no se cataloga como alto. La ventaja que representa su ingesta es que es un producto que no se suele consumir de forma abundante por lo que si se agregan unas pocas gotas a lo que se quiera endulzar es suficiente.

¿Y comparada con el azúcar?

Lo bueno es que no tiene grasas y contiene menos calorías si se la compara con el azúcar, que presenta 400 calorías por cada 100 gramos. Por ello, es un endulzante natural más recomendado para el consumo diario.

Por otro lado, la miel es endulzante pero su índice glucémico es de 87. Esta es la medida que calcula la rapidez que un producto puede elevar el nivel de azúcar en sangre o glucosa. El del azúcar es de 100.

Otro beneficio con respecto al azúcar es que aporta antioxidantes, minerales y vitaminas que contribuyen a cuidar el bienestar y la salud, que se pueden potenciar todavía más si se combina con el limón. Al ser una opción más saludable y contribuir a la saciedad, incluso se la suele incluir en las dietas para bajar de peso.

La miel engorda únicamente si se consume demasiado y de forma exagerada.

¿Es saludable tomar miel cada día?

la miel engorda todos los dias
Crédito de la imagen: Pixabay

Los expertos en nutrición siempre destacan que para que una dieta sea saludable debe ser equilibrada. Esto implica que no se debe consumir ningún alimento en exceso, y la miel no es la excepción.

Para obtener todos los beneficios antioxidantes, antibacterianos y nutritivos que ofrece su ingesta se debe hacer con moderación. Especialmente aquellas personas que tienen problemas de glucosa, dado que en un 82 por ciento la miel está conformada por azúcar.

Sobre todo si uno es activo, saludable y no busca adelgazar de forma significativa el comer miel no va a suponer ningún daño. Incluso los expertos afirman que se trata de una alternativa más saludable que el azúcar.

No obstante, por su elevado componente de azúcar hay que ser precavido. Mientras que en el desayuno o merienda se puede tomar sola, los nutricionistas apuntan a que en el caso de la cena y el almuerzo es mejor usarla como aderezo y no como base de los platos.

Cómo tomar la miel

La miel se debe consumir de formas diferentes dependiendo de cuál es el beneficio se busca con su ingesta.

Sola

la miel engorda sola
Crédito de la imagen: Unsplash

La miel refuerza el sistema inmunológico porque aumenta las defensas naturales del cuerpo. Gracias a este efecto el organismo está más preparado para hacer frente a los virus y bacterias externas.

Para ello, es bueno consumir dos cucharadas cada día, una por la mañana y otra por la noche. También se puede consumir encima de granola, pan o cereales.

Como aderezo

la miel engorda aderezo
Crédito de la imagen: Unsplash

La miel es un ingrediente que se puede incluir en salsas o como aderezo en varios platos, uno de los más frecuentes las ensaladas. En esta opción se puede combinar con muchos otros ingredientes que le dan un sabor particular a las comidas.

Como endulzante

la miel engorda endulzante
Crédito de la imagen: Unsplash

Como ya se explicó anteriormente, la miel es un endulzante natural más recomendado que el azúcar. Sirve para darle mayor dulzor a infusiones.

Combinada con limón

la miel engorda con limon
Crédito de la imagen: Flikr

La combinación de miel con limón es ampliamente conocida por sus distintas propiedades. Estos dos ingredientes se complementan para potenciar sus efectos antioxidantes y antibacterianos. Uno de los más conocidos es calmar el dolor de garganta y otras molestias derivadas del resfriado y la gripe.

Combinada con romero o eucalipto

la miel engorda romero eucalipto
Crédito de la imagen: Unsplash

Una cucharada de miel con romero o eucalipto es ideal para calmar la tos, especialmente si es persistente. Otra opción para lograr este efecto es utilizar un jarabe de zanahoria con miel.

Combinada con leche

la miel engorda leche
Crédito de la imagen: Wikipedia

Este es uno de los remedios caseros más conocidos para conciliar el sueño. Se debe tomar un vaso de leche caliente con una o dos cucharadas de miel alrededor de dos horas antes de ir a dormir

Consejo final

Aunque el hecho de que la miel engorda es un mito y pese a las ventajas que representa en relación al azúcar, antes de comenzar a consumirla es preferible que hables con un profesional de la medicina que para éste te asesore sobre si este alimento es bueno para ti. Recuerda que los consejos expuestos en este artículo no sustituyen a una consulta médica.

Si el gusto de la miel no te termina de convencer la puedes incluir en los platos de forma más sutil. Por ejemplo, puedes prepararla como aderezo, como el la receta a continuación:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *