in

Estreñimiento en niños: causas y tratamiento

Este problema puede afectar a los pequeños de cualquier edad

estreñimiento en niños
Crédito de la imagen: Freepik

Por lo general, los más pequeños suelen hacer de vientre 1 o 2 veces por día, aunque también se dan casos en los que defecan en 3 ocasiones. No expulsar las heces con frecuencia o eliminarlas con una materia fecal seca, dura y con dolores puede indicar estreñimiento en niños. Conoce, a continuación, las causas y tratamiento de este problema que afecta a más pequeños de lo que se piensa.

Síntomas

Es importante que prestes atención a cuántas veces defeca el niño y al aspecto que sus heces tienen. Los síntomas de tener astricción son:

  • No defecar durante varios días
  • Perder el apetito
  • Heces con sangre por padecer desgarros en el recto conocidos como fisuras
  • Dolor de estómago y/o cólicos
  • Excrementos duros que producen dolor al eliminarlos
  • Incontinencia
  • Heces de gran tamaño
  • Vómitos y/o náuseas
  • Gases

Causas del estreñimiento en niños

bano
Crédito de la imagen: Freepik

A pesar de que el estreñimiento es una condición que se puede revertir de forma sencilla, suele darse en muchos pequeños. Cabe destacar que se cataloga como estreñimiento en niños el hecho de que estos no hayan movilizado el intestino un mínimo de 3 veces en una semana. Asimismo, si los excrementos presentan una consistencia dura, seca, muy grande o si tienen dificultades para expulsarlos.

El factor principal para que este inconveniente surja es una alimentación baja en fibra y agua. Estos son dos elementos que ayudan a que el intestino trabaje de manera adecuada. Por tanto, los pequeños que ingieran mucha comida rápida o basura, así como alimentos y bebidas con azúcares refinados y altos en grasas están abocados a padecer estreñimiento.

Los críos que presenten deficiencias de hierro y que se hayan sometido a un tratamiento farmacológico para ello también pueden sufrir este problema.

Por otro lado, otra de las causas del estreñimiento en niños se da cuando los bebés dejan la leche materna y pasan a la tomar comida sólida.

Cuadros de estrés o ansiedad también pueden afectar negativamente a los pequeños haciendo que estos no vayan al baño con regularidad. Cabe destacar que los disgustos emocionales, asimismo, también pueden generar diarrea en los chicos.

Tratamiento

El tratamiento para acabar con esta alteración intestinal puede variar dependiendo de cada caso. No obstante, en todos los casos, los padres siempre deben tener paciencia con ellos e incentivarlos a que vayan al baño.

Una buena manera de combatir este problema es teniendo la certeza que el pequeño bebe más líquidos, sobre todo agua. Por lo general, los críos en edad escolar deben beber 4 vasos al día de agua.

Introduce más alimentos ricos en fibra. Algunos de ellos son los vegetales, los cereales integrales o las frutas.

Incentiva también a los críos a que realicen actividad deportiva. El ejercicio físico activa a que el intestino trabaje de forma adecuada.

Tener una rutina de horario de comidas, igualmente, ayuda a regular el intestino. Esto hará que el organismo adquiera un hábito de expulsión de las haces.

Otro método que ayudará bastante a combatir el estreñimiento en niños es acostumbrarlos a que se sienten en el inodoro todos los días a la misma hora, unos 10 minutos. Sería aconsejable que lo hiciese tras las comidas principales.

Remedios caseros

zumo
Crédito de la imagen: Freepik

Los remedios caseros son una buena manera de remediar el estreñimiento en niños de forma natural.

Realizar masajes sobre el vientre del pequeño haciendo círculos en el sentido de las agujas del reloj calmará bastante los dolores estomacales que produce esta condición. Estos se pueden llevarse a cabo con aceite de oliva.

Beber agua templada permitirá establecer el flujo estomacal. Es muy aconsejable que la incorpores en el desayuno.

Tomar agua con limón funciona como un perfecto laxante para acabar con la astricción. Recuerda  que es aconsejable que el agua esté caliente.

Incluir miel de abeja en la alimentación también es bueno para deshinchar el intestino gracias al poder laxante que tiene.

Frutas como la manzana, la ciruela, kiwi se deberían introducir en la alimentación de los pequeños cuando estos tengan problemas para movilizar el intestino porque presenta propiedades laxantes, fibra y enzimas.

Consejo final:

Este problema también se puede combatir con laxantes. No obstante, siempre deben administrarse con consentimiento médico para evitar cualquier efecto adverso.

Para concluir, puedes ver en el siguiente vídeo 7 remedios caseros para curar el estreñimiento en bebés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *