in

Ella vio a su marido en la oficina sin que él supiera, y rompió en llanto

Hay cosas que nuestra mente no alcanza a imaginar

Los matrimonios de hoy en día no son fáciles de sobrellevar. Además de las expectativas que cada uno lleva sobre el otro, la agenda de trabajo de ambos hace más difícil procurar espacios de compartir y conversar, así como de comprender lo que cada uno hace en su día a día.

Chellie es una mujer casada con un hombre que trabaja en servicios sociales. Se encarga particularmente de los casos infantiles y familiares. Lamentablemente, este es un trabajo muy poco valorado en el entorno social.

Según Chellie, Jason, su marido “…desempeña un trabajo que no tiene reconocimiento social, pero que es gratificante para la persona que lo realiza, pues ayuda a todos aquellos que necesitan asistencia. El reconocimiento es menor cuando trabajan duramente en resolver un caso difícil y buscarle una solución”.

Cuenta Chellie que durante el último caso que estuvo llevando, le tocó buscar un bebé que pasó a la tutela del Estado por maltrato infantil, así que se quedó un par de horas más al final del trabajo para cuidarlo.

Por supuesto que el niño no estaba cómodo con la situación, y manifestó su desagrado al estar en un entorno desconocido, lo que había motivado a Jason a quedarse un poco más de tiempo con él y animarlo en medio de su tragedia.

Pero al llegar a la oficina, Chellie se encontraría con esta escena, la más conmovedora que jamás pudo soñar:

Al ver esto, no lo pudo evitar más. Rompió a llorar. ¡Qué orgullo poder tener de compañero a un hombre que ama su trabajo, y más ese tipo de trabajo que es pura vocación de servicio, de esa manera tan especial!

Por eso, es que los trabajadores sociales merecen un aplauso. ¿No le parece?

Comparta esta historia con sus amistades. Tocará más de un corazón. Y no deje de ver el siguiente vídeo:

¿Qué piensas?

554 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *