in ,

10 consejos para que los hombres adelgacen más rápido

Con estos consejos usted se sentirá mucho mejor y mantendrá en alto sus niveles de testosterona

El problema de la obesidad afecta a todos por igual, y no se trata solo de un problema estético, sino, de un problema de salud que incide en la calidad de vida y el rendimiento de la persona. A los hombres, además les afecta un pequeño problemita que llamamos coloquialmente: “la pancita de cervecero”. ¿Cómo deshacerse de ella?

En general, los hombres tienden a adelgazar más rápido que las mujeres. Esto se debe a que poseen 20% más de masa muscular, por lo que gastan más calorías realizando las actividades normales. Además, tienen un metabolismo más acelerado que el femenino. Eso debe ser un factor para animarles en la tarea de bajar de peso. Sabiendo eso entonces, ¿qué hacer?

En estos tiempos son cada vez más los hombres que tienen conciencia sobre la importancia de una alimentación saludable, con el fin de sentirse bien y tener una mejor calidad de vida. Conozca estos tips y póngalos en práctica en su vida como un hábito. Verá que se sentirá mucho mejor y podrá perder esos kilos de más que tanto le preocupan.

10 consejos para que los hombres adelgacen rápida y sanamente

Relájese

El peso está afectado directamente por problemas de alimentación, falta de ejercicio, metabolismo lento y, aunque usted no lo crea, por el estrés. El estrés aparece no solo por un estilo de vida acelerado, sino que el organismo se estresa también cuando no recibe la alimentación que necesita. De hecho, esta es la razón por la cual el organismo no adelgaza a pesar de reducir la ingesta calórica diaria. Cuando el organismo se estresa, genera una hormona llamada cortisol. La hormona cortisol destruye los músculos magros del cuerpo y promueve el almacenamiento de grasa en la zona abdominal.

Haga ejercicios con regularidad

Hacer ejercicios con regularidad le permitirá acelerar el metabolismo, la quema de grasas, el proceso de gasto energético excedente y, por último, disminuir el estrés, con lo cual colabora con la disminución de la hormona cortisol. Comience con caminatas de 30 minutos diarias y después de un tiempo, cuando se haya habituado aumente progresivamente la dificultad, siempre con la asesoría de un especialista.

Duerma bien

Hay que decirlo. Dormir es parte fundamental del proceso de adelgazamiento. Si usted duerme poco y/o mal, el cuerpo se estresará y producirá más cortisol. Trate de descansar lo más posible. A eso sume hacer ejercicios, ya que le dará el gasto energético necesario para facilitarle el sueño.

Tome abundante agua

La hidratación adecuada del cuerpo permite que éste elimine toxinas y sustancias dañinas para la salud, evitando los procesos inflamatorios. Junto a eso, la ingesta abundante de agua impide la retención de líquidos.

Aumente el consumo de proteínas

Las proteínas son buenas para los procesos de adelgazamiento y para la salud en general, ya que ellas ayudan a aumentar la masa muscular en detrimento de las grasas. Aumente la ingesta de carnes, huevos y granos (nada en exceso, todo con medida).

Reduzca tanto como pueda el azúcar y los carbohidratos

Es fundamental comprender que el azúcar el grandes cantidades es nocivo para la salud. Mejor aún es eliminarla del todo, pero si no puede, redúzcala al mínimo indispensable. Puede darse un gusto los domingos, por ejemplo, pero trate de no consumir azúcar la mayor parte de la semana (evite las bebidas azucaradas y la comida pre-cocinada). Lo mismo pasa con los carbohidratos, muy particularmente los que se procesan en la industria. Trate de reducirlos al mínimo y, tanto como pueda, opte por los integrales.

Cambie las grasas malas por grasas sanas

Nos han dicho que una buena dieta de adelgazamiento elimina totalmente las grasas. Eso no es cierto del todo. Una buena dieta de adelgazamiento elimina las grasas malas (frituras, grasas de animales, aceites vegetales, etc.), pero incorpora grasas buenas, a saber: aceite de oliva, aguacate, almendras y frutos secos, huevos y aceite de pescado.

Consuma fibra

La fibra encapsula el agua y permite que perdure la sensación de satisfacción después de comer. Asimismo, hace que los alimentos demoren más en ser digeridos y permite el mejoramiento del tránsito intestinal. Alimentos ricos en fibra: Avena -Trigo -Integrales -Judías pintas -garbanzos -guisantes secos -habas -salvado de trigo integral -arroz integral -avena integral -trigo bulgur -cebada -centeno -trigo integral -maíz crudo.

Reduzca el alcohol y el tabaco

Hay una razón por la que el abdomen hinchado se llama coloquialmente “panza de cervecero”. El alcohol y tabaco son protagonistas de los procesos de aumento de peso. Elimine esos malos hábitos en su vida. Son los más grande responsables del aumento de peso en los hombres. Es verdad que al dejar el cigarro, en un inicio, puede ganar peso debido a que el metabolismo comienza a ralentizarse, pero si sigue los pasos que le estamos dando, en poco tiempo, su metabolismo comenzará a funcionar correctamente.

Mantenga en alto sus niveles de testosterona

Una mala dieta incide en la disminución de testosterona en los hombres. Por ello, trate de tener hábitos que le estimulen la testosterona, como por ejemplo: ingerir omega 3, comer grasas sanas, tomar abundante agua, comer carne, dormir adecuadamente, y mantener los testículos en temperaturas bajas.

Para más información, consulte el siguiente vídeo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *