in

¿Por qué crujen las rodillas?

Acude a un traumatólogo ante los chasquidos para conocer el tratamiento a seguir

crujen las rodillas
Crédito de la imagen: Pxhere

Los crujidos en la rodilla o crepitación no son algo grave por lo que haya que alarmarse, en un principio. Hay que tener en cuenta que las rodillas son la que reciben la mayor presión del cuerpo al ser el resultado de la unión de la tibia y el fémur, entre otros huesos. No obstante, es bueno prestar atención a los chasquidos, sobre todo cuando no has hecho algún esfuerzo. Por eso, descubre por qué crujen las rodillas.

¿Cuáles son los motivos por los que crujen las rodillas?

Si notas que te crujen las rodillas con regularidad, una visita al traumatólogo será lo ideal para que evalúe tu caso. Este podrá identificar cuál es la razón por la que te ocurre esto.

Artritis reumatoide

La hinchazón de las rodillas provoca el deterioro del cartílago que hay en ellas. Debido a la destrucción de este, los huesos que forman las articulaciones se empezarán a tocar, provocando los crujido.

Artrosis en la rodilla

La artrosis en la rodilla es otra de las causantes por los que crujen las rodillas. También conocida como gonartrosis, este problema es el resultado de la degeneración del cartílago articular. En este se crea una especie de tejido óseo que daña la articulación.

Cabe destacar que esta dolencia es crónica y, además del chasquido, puede ocasionar dolor, problemas para andar y deformidad en la rodilla.

Tras una lesión deportiva

crujen las rodillas
Crédito de la imagen: Pxhere

Después de haber tenido una lesión deportiva, la rodilla se puede resentir y los crujidos incrementan al quedar la zona más rígida.

Reducción del líquido sinovial

La crepitación también se puede dar por la disminución del líquido sinovial. Este fluido funciona como un lubricante en el interior de la membrana de las articulaciones para evitar el roce de estas cuando la persona se mueve.

En el caso de que este se reduzca, las rodillas crujen.

Tener la rodilla en la misma postura

Cuando mantienes la rodilla en la misma postura por mucho tiempo, por ejemplo cuando trabajas sentado, es lógico que se produzcan chasquidos porque el organismo no manda nutrientes a dicha área. Es por ello que cuando te levantas sientes los crujidos debido a la falta de lubricación.

Hacer ejercicios repetitivos por un periodo prolongado como es el caso de las sentadillas también puede ser perjudicial.

Consejo final:

No dejes pasar estos ruidos y acude al médico. Puede que sea una cosa pasajera o la señal de algo más grave. El especialista, tras evaluarte, podrá diagnosticarte el mejor tratamiento a seguir en tu caso.

Para acabar, en el siguiente vídeo podrás conocer más información sobre estos chasquidos en la rodilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *