in

Con qué frecuencia deberías realmente cambiar tus sábanas

Mantener tu ropa aseada evitará la proliferación de bacterias

cambiar tus sábanas
Crédito de la imagen: Pxhere

Algunas personas ponen sábanas limpias en sus camas una vez por semana. Otras lo hacen dos veces por mes. Hay personas que extienden dicho hábito y sólo las permutan cada 30 días. Pero realmente, ¿te has planteado con qué frecuencia deberías cambiar tus sábanas?

Con qué frecuencia tienes que cambiar tus sábanas

sábanas
Crédito de la imagen: Pxhere

Mattress Advisor hizo una encuesta a más de 1.000 personas, todas ellas estadounidenses. La finalidad era averiguar cada cuánto lavaban la ropa de cama y la media fue de 24.4 días.

Esta cifra se encuentra un poco alejada de lo que sería recomendable en los dos supuestos establecidos. Por un lado, si cuando te levantas dejas que la cama se airee, las bacterias crecerán durante dos semanas hasta alcanzar su máximo alrededor del día 14. Por tanto, la frecuencia aconsejable para cambiar tus sábanas es de 14 días.

No obstante, en el caso de que una vez que despiertes hagas la cama directamente sin da tiempo a las sábanas a que se ventilen, o si tomas una ducha por la mañana, en vez de antes de ir a dormir, lo mejor es que laves tu ropa de cama cada siete a 10 días.

Descubre aquí otros beneficios de bañarse por la noche.

¿Qué pasa cuando no cambias tus sábanas?

virus
Crédito de la imagen: Eldiario24

La higiene personal y del ambiente en el que te muevas es primordial para evitar contagios y/o enfermedades.

El portal Hisoldhouse se ha eco de un estudio realizado por Journal of Clinical Microbiology. Esta investigación revela que la contaminación bacteriana, en gran medida, se halla en la parte de la cabeza, ingle y piernas. En el supuesto que duermas para un lado, tu respiración, asimismo, podría influir y contaminar esa área de la ropa de cama, incluyendo la funda de la almohada.

Cabe destacar que para sobrevivir en tu cama, las bacterias precisan de comida, agua y calor. El microbiólogo canadiense Jason Tetro y autor del libro The Germ Guy ha remarcado en relación a esto que “a menos que vivas en in iglú, tendrás calor y lo más probable es que tengas comida porque las bacterias viven en ti.”

En relación al agua, cuando sudas por la noche y haces la cama tras despertarte, se produce un caldo de cultivo perfecto para que las bacterias se reproduzcan.

También hay que tener cuidado con los insectos externos. Por ejemplo, si has volado en avión y llegas a casa y no te duchas, millones de estos pueden viajar en tu piel y producir infecciones, sobre todo en las personas que duermen desnudos.

Descubre aquí también cada cuánto tiempo debes lava tus edredones, toallas o cepillos de dientes.

Cierto es que la mayoría de los virus mueren después de unas horas. Por eso no es preciso que entres en pánico. No obstante, el norovirus tiene la capacidad de vivir durante unas cuatro semanas, aproximadamente. Por eso, es ventajoso que laves tus sábanas para que este virus no se aloje en ellas.

Consejo final:

Para evitar que las bacterias se desarrollen, es preferible que uses la ropa elaborada con tejidos transpirables. Uno de estos es el algodón orgánico ya que absorbe mejor la humedad, lo que evita la proliferación de bacterias. Asimismo, es bueno dejar airear las sábanas y las cambies con regularidad.

Para acabar, puedes aprender cómo lavar las sábanas de algodón egipcio en el siguiente vídeo.

Cambiar tus sábanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *