,

¿Sabe con qué frecuencia debe lavar sus sábanas, edredones, toallas o cepillo de dientes?

El día de hoy le traemos la respuesta, junto con otros fantásticos consejos para mejorar la higiene de su hogar

No existe una ley o una regla básica que determine la frecuencia con la que una sábana, una toalla o un cubrecama, entre otras piezas del hogar, debe ser lavado. La dinámica de cada hogar, junto con el uso de las diferentes piezas determinarán esa respuesta

A pesar de que no existe una frecuencia establecida, es importante que usted conozca ciertas reglas básicas.

Frecuencia de lavado de piezas claves del hogar

  • Pijamas:

De preferencia deben ser lavadas máximo luego de 6 días de uso, pero si la lava antes mejor, de esta forma evitara la acumulación de gérmenes y bacterias en ellas.

  • Sábanas:

Normalmente solemos utilizarlas durante la noche, al dormir. Por más que su apariencia sea limpia es importante lavarlas o cambiarlas una vez a la semana, de tal forma que su cuerpo no esté expuesto a ácaros, bacterias y hongos, entre otros micro-organismos. Si tiene mascotas lo más recomendable es evitar que se monten encima de su cama, pero si ya eso sucede de forma inevitable, entonces debe cambiar sus sábanas con mayor frecuencia, ya que en ellas también pueden acumularse heces y orina.

  • Cubrecamas:

Lo puede cambiar cada 3 o 4 meses, dependiendo de su uso.

  • Edredones:

Tienen menos contacto con nuestro cuerpo que las sábanas pero más contacto que el cubrecama, por ello recomendamos lavarlo 1 vez cada treinta días.

  • Alfombras de baño:

Aunque parezcan limpias, son la fuente perfecta de hongos, por ello debemos lavarla mínimo una vez por semana. De esta forma evitará que sus pies puedan ser víctimas de un hongo.

  • Toallas:

Deben utilizarse máximo para secarse durante tres baños diferentes antes de lavarse, de esta forma evitará que su piel entre en contacto con diversos tipos de bacterias y gérmenes.

  • Esponja de baño:

Los médicos recomiendan no utilizarlas, pero si lo hace deberá cambiarla por otra totalmente nueva una vez cada semana, al no hacerlo así estaría criando microbios en su ducha y frotándose con ellos.

  • Cepillos de dientes:

Deben ser sustituidos por uno nuevo cada dos o tres meses.

  • Paños de cocina:

Si se utilizan para limpiar la mesa, entre otros espacios es importante lavarlos 1 vez cada 4 días, dependiendo de su olor y su uso.

Aunque usted no lo crea, lavar la ropa, los edredones, las toallas, las sábanas y los cubrecamas no debe hacerse a la ligera sin seguir un procedimiento especial. Si desea que sus piezas queden bien lavadas y limpias deberá seguir los siguientes consejos:

¡Comparta este artículo!

¿Qué piensas?

459 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *