in

Anticoagulantes: qué son y tipos

Los pacientes con valvulopatías o síndrome coronario agudo suelen tomarlos

anticoagulantes
Crédito de la imagen: Pixabay

Los anticoagulantes son unos remedios destinados a que no se formen coágulos de sangre para que esta no se condense. De esta manera, se reduce la posibilidad de sufrir infartos, trombosis pulmonar e ictus.

Tipos de anticoagulantes

No todos los anticoagulantes son iguales. Descubre, a continuación, los diferentes tipos de fármacos que existen.

Anticoagulantes de acción indirecta

Estos fármacos son aquellos que actúan por su intervención con algunas proteínas, las cuales modifican la actividad de los chorros de coagulación.

Anticoagulantes de acción directa

En este caso, los medicamentos consiguen inhibir la coagulación de manera directa el algún punto en específico. Por lo tanto, se emplea una cantidad fija de los remedios al día sin tener que hacer controles de coagulación.

Los mejores anticoagulantes naturales

Además de emplear medicinas para el problema de la coagulación, cabe la posibilidad de tomar ciertos alimentos. Estos funcionan como anticoagulantes naturales para que no se produzcan bloqueos del riesgo sanguíneo.

Jengibre

Esta raíz es ideal para los problemas de coagulación porque no deja que se almacene la sangre al ayudar a que esta se disuelva,

Granada

anticoagulantes
Crédito de la imagen: Pixabay

La granada es otro de los alimentos que también se aconseja tomar ya que reduce el colesterol del malo, al mismo tiempo que incrementa el bueno.

Ajo

El ajo presenta propiedades antioxidantes que ayudan a disminuir el colesterol. Asimismo, este alimento permite bajar la coagulación.

Cúrcuma

Entre los anticoagulantes naturales, la cúrcuma es uno de los que más destaca. Eso sí, no se aconseja combinarlo con otro producto, ya sea natural o no, para tratar este problema.

Cebolla

Especialmente si se toma cruda, la cebolla puede evitar la formación de coágulos.

Vitamina E

anticoagulantes
Crédito de la imagen: Pixabay

Frutos secos, semillas de calabaza o de girasol, cereales, aguacate o las hortalizas de hojas verdes son productos ricos en vitamina E. Estos son muy buenos para combatir los coágulos.

Omega 3

El atún y el salmón son dos de los pescados más conocidos gracias a su contenido en omega 3. Estos alimentos, además de mejorar la circulación de la sangre, evita la formación de coágulos.

Agua

Beber agua para estar hidratado es fundamental. No obstante, no todas las personas lo hacen. En este caso, debes saber que tomar este líquido es una buena manera de combatir la sangre espesa.

Consejo final:

Bajo ningún concepto deberías tomar ningún anticoagulante sin la recomendación de un médico. El uso indebido de los fármacos o la ingesta inadecuada de los naturales podría agravar la situación. Recuerda que los datos expuestos no substituyen a la consulta de un médico.

Para conocer más alimentos que pueden ayudar de forma natural a la coagulación de la sangre, no te pierdas el próximo vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *