in

¡Nunca más compre ajo o jengibre! ¡Descubra el motivo!

Usted puede tener el poder de la naturaleza en casa sin saberlo

Ya debe estar acostumbrado a utilizar el ajo y el jengibre en sus comidas, como especia o en aperitivos. Pero lo que usted aún no sabe es esta maravillosa información.

El ajo y el jengibre son los alimentos más fáciles de cultivar en su propia casa. Y así, nunca más necesitará gastar dinero en el supermercado para comprarlos.

Hoy vamos a enseñarle a plantar y cosechar sus propios ingredientes.

¿Cómo cultivar su propio jengibre?

Cuando las personas hablan del jengibre, piensan que se trata de una raíz, pero realmente es una mentira. El jengibre es un tallo subterráneo que sólo expande sus raíces fuera de la tierra en época de cosecha.

Por esto es tan fácil cultivar el jengibre: cada pedacito de raíz da origen a una nueva planta de jengibre. Pero para dar inicio a ese ciclo, es esencial tener una raíz que posea tallo.

Cuando vaya a comprar jengibre para plantar, busque alguno que ya esté cerca de brotar.

Por tratarse de una planta tropical, al jengibre le encantan las temperaturas elevadas y los ambientes húmedos. Después de plantar su jengibre verifique que la raíz esté dirigida hacia arriba, pues es en esa dirección que ella necesita crecer.

Las cocinas y los baños son los ambientes perfectos para el crecimiento del jengibre, a pesar de que esto parezca le extraño. Después de 10 meses de haber sido plantado, el jengibre debe estar listo para ser cosechado. Recuerde siempre guardar algunas raíces para replantarlo.  (VER EL VIDEO AL FINAL DEL ARTICULO PARA MÁS DETALLES)

¿Cómo puede cultivar su propio ajo?

A pesar de que el ajo no tenga sus propias raíces, es muy fácil de plantar y cosechar en casa, pues en lugar de preocuparse con plantarlo y cosecharlo, la única cosa que tiene que hacer es esperar.

En los supermercados, siempre que los dientes de ajo comienzan a brotar, son retirados, para que los ajos que son vendidos den la impresión de ser más frescos.
¡Evite equivocarse!
Cuando vaya a plantar ajo, asegúrese de escoger el diente de ajo que esté más cercano a brotar. Coloque ese ajo debajo de 3 dedos de tierra y cúbralo con cuidado. No utilice mucha agua para regar la tierra, pues la humedad en exceso puede pudrir el ajo.

El mejor momento para plantar es el mes octubre, ya que en el verano las hojas acostumbran a quedar amarillas y este es el momento perfecto para la cosecha. En 4 meses ya usted podrá estar cosechando. (VER EL VIDEO AL FINAL DEL ARTICULO PARA MÁS DETALLES)

Ahora tiene una fuente infinita de dos alimentos extremadamente nutritivos y especiales.

¿Qué le pareció este artículo? Recuerde compartirlo con sus amigas.

2 Comments

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *