in

Aproveche todos los beneficios del ajo para su salud

Un ingrediente común de cocina que ayuda en el tratamiento de inflamaciones, mejora la digestión y el bienestar

El ajo además de dar sabor a los alimentos, es un fuerte aliado para la salud. Los beneficios del ajo comienzan en su olor. Este aroma prepara al cuerpo para comenzar a comer, activando las glándulas salivales. El sabor del ajo en la boca prepara al estómago para la digestión, sin esta preparación previa, perdemos una parte de los nutrientes de los alimentos y la digestión se vuelve mucho más lenta.

Existen varias recetas caseras que utilizan el ajo como ingrediente para ayudar a prevenir enfermedades.

Beneficios generales para la salud

Además de la medicina común, la medicina natural también considera al ajo un vegetal muy poderoso, principalmente para optimizar la eficiencia de los pulmones y del intestino grueso.

Algunas personas tienden a reclamar que el olor y el sabor del ajo son muy fuertes. Esto sucede porque la planta retira grandes cantidades de azufre de compuestos orgánicos, ayudando de esta manera a prevenir y tratar varios tipos de inflamaciones y enfermedades cardiovasculares.

Hasta Gilberto Gil se rindió ante los poderes del ajo y utilizó píldoras de ese vegetal para que lo ayudaran en el tratamiento de una infección. Después del resultado, hizo una canción para homenajear los beneficios del ajo, la cual forma parte del disco Quanta.

Acción del ajo en el organismo

  • Eficaz para reducir los niveles de grasa (lípidos) en sangre y evitar el aparecimiento de coágulos.
  • Reduce inflamaciones en general, estimula el sistema inmunológico y disminuye los síntomas de la gripe.
  • El ajo tiene propiedades para combatir hongos, bacterias y virus que puedan alojarse en nuestro cuerpo.
  • Los órganos que más se benefician con el consumo de ajo son el cerebro, los pulmones, el estómago y los intestinos.

A continuación le invitamos a probar la siguiente receta

Ingredientes:

  • Ajo: 1 vaso, picado.
  • Vinagre de manzana: ½ vaso.
  • Miel: ½ vaso.
  • Pimienta: 1 pizca.

Modo de preparación:

  1. Pique el ajo en la licuadora y proceda a colocarlo en un recipiente.
  2. Deje reposar por 10 minutos.
  3. Mezcle el vinagre y la miel, en seguida colóquelo por encima del ajo.
  4. Añada la pimienta.
  5. Una vez lista, coloque la mezcla en un lugar oscuro y fresco, donde no esté en contacto con objetos metálicos durante un mes. Diluya de 10 a 20 gotas en agua y beba todas las mañanas antes de comer.

Atención: no utilice cucharas de metal para agitar la mezcla. 

Importante: los consejos de esta página web no deben sustituir una consulta médica.

A continuación una receta donde el ajo es el rey, un delicioso chimichurri que podrá acompañar a sus comidas:

¡Comparta!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *