in

Los adictos al café son más sensibles al olor de la bebida

Según un estudio, la pasión por este líquido agudiza tu sentido olfativo

adictos al cafe
Crédito de la imagen: Freepik

El café es un revulsivo que muchas personas usan para poder abrir un ojo por la mañana. De hecho, este producto también se puede usar como exfoliante casero y puede ser la excusa perfecta para quedar con una amiga. Pero, lo que muchas personas no saben es que los adictos al café perciben mucho mejor que el olor de la bebida.

Los adictos al café son más sensibles al olor de este, según un estudio

El café es como un vicio, cuanto más bebes más quieres tomar. Al grupo de personas que están enganchadas a esta bebida se las conoce como los adictos al café. Estos pueden distinguir diversos tipos de granos, intensidades y sabores. Asimismo, según un reciente estudio, pueden detectar mucho mejor el olor de la bebida.

Este hallazgo es muy relevante. El mismo, se puede aplicar en tratamientos con pacientes que son adictos a alguna sustancia con un aroma característico.

Para hacer la investigación, los especialistas de la Universidad de Portsmouth, en Inglaterra, contaron con una muestra de 90 personas. Entre estos voluntarios, aquellos que eran adictos al café consiguieron identificar con facilidad el olor de un compuesto que se había diluido en la bebida. Igualmente, las ganas de beber café aumentaban. De hecho, cuanto más deseo tenían por la cafeína, más se agudizaba su olfato.

Conclusiones de la investigación

adictos al café
Crédito de la imagen: Pixabay

El estudio, el cual fue publicado en la revista revista Experimental and Clinical Psychopharmacology, dejó un indicio de cómo podría funcionar el cerebro en relación a la dependencia de la droga teniendo en cuenta su olor.

Por otro lado, este hallazgo podría ser el punto de partida para algunas terapias de aversión. De esta manera, se podría tratar a pacientes con adicción a la marihuana o al tabaco debido al aroma que desprenden estas sustancias.

Cabe destacar que, estudios anteriores, en los que se entrenó a los participantes para que vincularan un perfume con algo repugnante, posteriormente estos tuvieron un rechazo a dicho olor. Este hecho invita a pensar que se puede repudiar un aroma cuando se condiciona.

Si te gusta el café, no te puedes perder el siguiente vídeo donde se explican los beneficios de esta bebida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *