in

Me encantóMe encantó

¡Acabe con el dolor en los huesos y articulaciones!

Tanto jóvenes como ancianos se ven afectados debido al ritmo de vida. ¡Le enseñamos un método eficaz y natural para olvidarse de esos dolores!

En la tercera edad los huesos y músculos se vuelven cada vez más frágiles y desgastados, ya que se disipa la energía y tenemos menos actividad física.

Las investigaciones han arrojado que el malestar en las articulaciones a menudo puede ser el resultado de un trauma, reumatismo, fracturas, neuritis, levantamiento de pesas (uso excesivo e en la misma posición de los músculos), deficiencias nutricionales y otros problemas o enfermedades, en cuanto el dolor de rodilla surge debido a la inflamación u otras infecciones.
El dolor de pies, generalmente afecta a los hombres, pero también algunas mujeres. Y el dolor de rodillas puede ser el resultado de enfermedades inflamatorias u otras infecciones.

Este tipo de problemas, generalmente, provoca dolor e incomodidad y hasta puede afectarnos durante la noche (ocurre con o sin movimiento muscular). Para mejorar esta situación, haga ejercicios físicos para evitar la tensión muscular, cambie su alimentación para mantener la densidad de sus huesos, realice estiramientos y evite quedarse sentado durante mucho tiempo.

Obviamente, las drogas son una solución a muchos problemas, pero existen otras alternativas naturales y ahora vamos a mostrarles una manera de hacer un anti-inflamatorio casero, usando la sal que tenemos en casa.

Debe tenerse en cuenta que las personas con presión arterial alta deben consultar a su médico antes de aplicar esta receta, y si deciden la aplicación deberán utilizar sal integral previa aprobación de su médico.

Ingredientes para esta receta casera:

  • Sal
  • Paño: puede ser una toalla o una media

El procedimiento es muy sencillo:

Junte la sal al paño y colóquelo en la zona adolorida. Si utiliza la media, debe humedecerla un poco, llenarla con sal, y colocarla en los pies. ¡Esto es un fantástico procedimiento para hacer antes de ir a dormir!

Extraordinaria, ¿no es así? ¡Sencillo y muy barato! El magnesio y todos los minerales que la sal contiene ayudan a aliviar el dolor en los músculos y las articulaciones, y se puede utilizar como exfoliante para los pies y cualquier parte del cuerpo, una vez que su analgésico irá acelerar la curación y circulación de la sangre.
¡Haga esta receta y vea los resultados, sus beneficios son inmensos! Quienes ya lo probaron, afirmaron que al día siguiente se sintieron mucho mejor y el dolor disminuyó!

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Escrito por Catarina Portela

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comments

0 comments

¡Llevamos años cocinando mal los macarrones y no lo sabíamos!

¡Repare su cabello dañado con Maizena!