in

10 Tipos de aceites para cocinar y cuál es mejor

Con tantas opciones disponibles lo difícil es encontrar la opción más sana y sabrosa

aceites para cocinar
Crédito de la imagen: Pixabay

La variedad de aceites para cocinar parece no cesar de crecer. A medida que las personas empiezan a buscar alternativas más nutritivas para lograr una alimentación más sana, también los aceites acompañan este crecimiento.

Sin embargo, no todos son iguales o se presentan con los mismos beneficios. Que su origen sea saludable no significa que estas grasas para cocinar también lo sean. Asimismo, su sabor también varía y dependiendo del aceite que uses podrás intensificar o estropear el sabor de la comida que preparas. 

Conoce los 10 tipos de aceites para cocinar más populares y descubre, al final, cuál es verdaderamente la opción más sana entre todos ellos. 

Los aceites para cocinar que hacen los titulares 

Aceite oliva extra virgen 

El aceite de oliva extra virgen es un clásico de la cocina mediterránea. Al ser el resultado de la primera extracción de las olivas, su sabor es más agrio e intenso.

Para que se pueda disfrutar totalmente de su sabor, debe ser utilizado frío para marinar o aderezar. Exponerlo al calor podrá reducir sus propiedades y su gusto. 

Aceite de oliva refinado 

Este aceite de oliva es el producto combinado del refinamiento de las olivas ya utilizadas para hacer el aceite extra virgen y de los restos de otras que no presentaban cualidad suficiente para formar parte de la primera extracción.  

Este refinamente quítale propiedades nutritivas y sabor, pero deja este aceite mucho más capaz de tolerar temperaturas altas. Es ideal para cocinar platos calientes. 

Aceite de canola 

El aceite de canola o de colza es uno de los aceites para cocinar más sanos. Es rico en vitaminas y ácidos grasos saludables como el Omega-3 y Omega-6.  

Puede ser usado caliente para cocinar o frío para aderezar. Presenta un sabor suave casi neutral. 

Aceite de semilla de uva 

El aceite de semilla de uva es usado mayoritariamente por la industria de la belleza en productos para la piel y pelo. Sin embargo, puede también ser utilizado para preparar comidas. 

Se destaca por su contenido en vitamina C y ácidos grasos sanos. Su sabor es también muy suave, casi inexistente, por lo que puede ser usado en cualquier preparación. Además, presenta un punto de humo muy alto, lo que lo convierte en una buena opción para freír. 

Aceite de girasol 

Tal como el aceite de semilla de uva, el basado en girasol es sobre todo utilizado en la industria de la belleza. Sin embargo, también se presenta como una buena opción entre los aceites para cocinar. 

Se destaca en particular por sus propiedades nutritivas que ayudan a bajar los niveles de colesterol, a prevenir problemas cardíacos y a aumentar la energía. Tiene un punto de humo bastante alto y puede ser usado frío o caliente en la preparación de comidas. 

Aceite de coco

aceites para cocinar coco
Crédito de la imagen: Pixabay

La popularidad del aceite de coco parece no parar de aumentar a medida que se le descubren más beneficios. Muy rico nutritivamente, puede ser utilizado en varios remedios caseros de belleza y no es raro encontrarlo entre los ingredientes principales de muchas marcas de cosmética de renombre. 

Sus propiedades también tienen eco en la cocina para ayudar aquellos a régimen a sentirse saciados por más tiempo y a aumentar la velocidad de su metabolismo. 

Por su sabor adulzado se recomienda cuidado en la hora de usarlo ya que su gusto se puede transferir para la comida. Es usado sobre todo para preparar postres o como sustituto de la margarina para hornear. 

Aceite de aguacate 

Entre los aceites para cocinar el de aguacate es sin duda uno de los más versátiles. Siendo este fruto uno de los más reconocidos por sus propiedades nutritivas, no sorprende que su aceite sea también muy rico en vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudan a mantener el organismo sano. 

Puede ser usado tanto frío como caliente para cocinar o aderezar ya que su punto de humo es alto. De notar, sin embargo, que este aceite presenta el mismo sabor suave y ligero de su fruto por lo que puede haber transferencia de gustos. 

Aceite de soja/soya 

Comparativamente a los demás aceites en esta lista, el de soya es probablemente el que presenta el sabor más intenso. Consecuentemente, es necesario cuidado en su utilización por la transferencia de sabores.  

Está perfecto para hornear o aderezar. Es, además, bajo en colesterol. 

Aceite de cacahuete 

El aceite de cacahuete debe ser utilizado con moderación ya que es como un arma de doble filo.   

Está compuesto mayoritariamente por grasas monoinsaturadas que ayudan a reducir el colesterol malo y a aumentar el bueno, mientras que su contenido en aquellas saturadas es muy reducido. Asimismo, es rico en ácidos grasos esenciales Omega-6. Sin embargo, su contenido de este ácido graso puede llegar a ser dañino ya que crea un desequilibrio en el organismo entre estos y los niveles de omega-3. 

Es bastante utilizado en la gastronomía asiática por su sabor afrutado. Tiene un punto de humo alto lo que lo convierte en ideal para freír. 

Aceite de palma 

El aceite de palma es usado en la cocina como sustituto del aceite vegetal o margarinas. Se utiliza tanto para cocinar, hornear y fritar como para aderezar ensaladas o platos. 

Sin embargo, su uso es considerado polémico ya que todavía se debate si es beneficioso o dañino para el organismo. 

¿Cuál es el aceite más saludable para cocinar?

Aceites para cocinar mejor
Crédito de la imagen: Pixabay

Para saber cuáles son los aceites para cocinar más sanos, es necesario analizar su contenido en ácidos grasos esenciales. El cuerpo no produce estos ácidos por lo que tiene que recurrir a fuentes externas. 

Los aceites están compuestos de tres tipos de ácidos grasos: los saturados, los polinsaturados y los monoinsaturados. Los primeros son dañinos para la salud ya que aumentan los niveles de colesterol malo y consecuente riesgo de enfermedades cardiovasculares, mientras que los demás están considerados como esenciales.

Los aceites más saludables para cocinar serán entonces los que presenten el equilibrio más provechoso para el organismo.  

El gran vencedor en este caso es el aceite de oliva extra virgen. Su contenido en grasas puede ser dividido en 75% de grasas monoinsaturadas, 11% de grasas polinsaturadas y solo 14% de aquellas saturadas, las llamadas “grasas malas”. Además, provee al organismo importantes antioxidantes para que se mantenga fuerte y joven 

Hay muchos tipos de aceites para cocinar para elegir, pero no todos son iguales. Ten en atención su sabor y sus características en la hora de escoger cuál usar. La ingesta de ácidos grasos esenciales es muy importante para el bienestar del organismo, pero en el intento de lograr una alimentación más sana puedes terminar prefiriendo opciones dañinas. Lo ideal es que reduzcas el uso de aceites, evitando fritos o comidas muy grasosas.  

Para aprender un poco más sobre la diferencia entre las distintas grasas y su efecto en el organismo, no dejes de mirar el video a continuación: 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *