in

Por seguir la moda del microblading terminó deformada con cuatro cejas

Los tratamientos de belleza se deben realizar en centros especializados y con certificados

terminó deformada con cuatro cejas
Crédito de la imagen: Biobiochile

Una mujer estadounidense de missouri, llamada Jami Ledbetter, terminó literalmente deformada con cuatro cejas, luego de practicarse un microblading. Esta es una tendencia de maquillaje permanente que se encuentra de moda y que, supuestamente, deja las cejas perfectas.

Por qué terminó deformada con cuatro cejas

terminó deformada con cuatro cejas
Crédito de la imagen: Pixabay

Jami recibió el microblading como un regalo de sus hijas. Quienes nunca imaginaron cual sería el desenlace de sus ocurrencias. Le dieron un cupón con una oferta para realizarse el maquillaje de microblading. Ella, confiada, se fue al salón de belleza, donde le practicaron la sesión del popular tratamiento estético. Todo parecía estar bien, hasta que se miró en el espejo.

Pese a que la esteticista que le hizo el tratamiento le aseguró que tenía el certificado para realizar el trabajo, cuando Jami levantó el espejo y vio cuatro cejas en vez de dos, pudo comprobar que la supuesta especialista no estaba cualificada. Para su pesar, la afectada confirmó tiempo después que la certificación para aplicar microblading no existe. Resulta que el famoso tratamiento no se encuentra regulado en el estado de Missouri.

Una vez culminada la sesión, Jami quedó devastada. Los días posteriores fueron una pesadilla. Sus palabras llenas de rabia lo decían todo. Según recoge TN, la mujer “estaba saliendo con alguien y él dejó de salir conmigo en ese momento. Solo salía de mi casa para ir al trabajo y para hacer las compras.”

Li-ft para corregir

Tiempo después, Jami logró encontrar una alternativa para rehacer sus cejas. El tratamiento fue el Li-ft. Este se trata de un sistema para remover los vellos mal ubicados. El mismo requiere de varias sesiones de trabajo.

Al final, la mujer terminó pagando más de 1.000 dólares para arreglar el entuerto que le dejó en las cejas el famoso tratamiento estético.

Una vez pasada la tormenta, Jami declaró que “contando mi historia, espero alertar y concientizar a las personas sobre los cuidados que hay que tener al someterse a una práctica de belleza.” También, recomendó ponerse en manos de profesionales, aunque tengas que pagar un precio superior.

Conoce la historia de una mujer que padece ceguera parcial tras hacerse un estiramiento de cejas. 

Consejo final:

Si eres de las que se deja llevar por la moda, tal vez esta historia te haga reflexionar. Recuerda que no todo lo que brilla es oro. Cuando quieras hacerte un tratamiento estético que implique alterar tus rasgos naturales, es mejor que vayas a un especialista aunque debas pagar más. No vaya a ser, que repitas la historia de Jami, quien terminó deformada con cuatro cejas.

Si quieres complementar la información expuesta en este artículo, observa el siguiente video. En este se muestran los pasos que deberías seguir para garantizar un tratamiento estético adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *