in

Se pueden congelar almejas: ¿sí o no?

Existe una opción para conservar las almejas de manera fresca por más tiempo

Se pueden congelar las almejas
Crédito de la imagen: Pixabay

Muchas veces sucede que se compra algún marisco en una tienda pero por algún imprevisto no se pueden cocinar en ese momento, es decir, cuando están frescos. Por eso, es importante saber si se pueden congelar almejas o no para garantizar la frescura y calidad del alimento.

¿Se pueden congelar almejas?

Las almejas se pueden congelar, pero es determinante que se haga de forma adecuada para que no pierdan la frescura. Si no se conservan de manera adecuada, pueden estropearse y todo el trabajo habrá sido en vano.

Algo fundamental a la hora de congelarlas es, primero, limpiarlas bien. De esta manera, se le quita toda la suciedad y la arena que pueden provocar que cambie el sabor con el tiempo y se terminen arruinando.

Por otra parte, solamente se pueden congelar almejas de manera correcta cuando se encuentran vivas. Así, se podrá preservar la frescura durante más tiempo y comerlas como si fueran frescas.

Cómo congelar almejas

Se pueden congelar almejas
Crédito de la imagen: Wiki

Se pueden congelar almejas en tan solo unos pasos. Si se siguen de manera correcta, mantendrán su frescura y su sabor será muy bueno cuando se cocinen y formen parte de algún plato. Una vez congeladas, duran unos 3 meses.

Pasos:

1. En primer lugar, una vez que se han comprado las almejas, es importante meterlas en la nevera para que no mueran de inmediato. De esta forma, se conservarán mejor cuando estén congeladas.

2. Con tiempo, hay que lavarlas bien. Ésta es la única manera en la que se pueden congelar almejas de forma correcta. Las bacterias y la arena en las mismas irán arruinando la comida poco a poco mientras están congeladas.

Además de agua, es bueno dejarlas un tiempo dentro de un recipiente con vinagre o agua con sal gruesa. De esta forma, se aflojará la arena que llevan dentro y se podrá eliminar por completo fácilmente.

3. Al comprarlas, por lo general, las almejas vienen dentro de una red. La misma, será muy útil a la hora de congelarlas. En caso de que no tengan nada que las contenga, es necesario una bolsa o envoltorio que las mantenga bien apretadas durante el tiempo que estén en el congelador.

4. Por último, luego de limpiarlas bien y meterlas en un envoltorio que las soporte, únicamente hay que ponerlas dentro del refrigerador. Allí, durarán alrededor de 3 meses sin perder la frescura. Una vez fuera, se puede cocinar cualquier plato con ellas.

Cómo descongelar

las almejas
Crédito de la imagen: Pixabay

Una vez que ya sabes que las almejas se pueden congelar, llega la hora de que aprendas cómo descongelarlas. Este proceso es igual de importante y se debe seguir al pie de la letra para no arruinar el alimento.

1. Quita las almejas del congelador, pero sin sacarlas de la bolsa o de la red en la que se encuentran. Así, no perderán la frescura cautiva durante tanto tiempo y no se terminarán poniendo feas con el calor.

2. Prepara un recipiente con agua con sal. Esta composición logrará que no pierdan sus propiedades y su sabor.

3. Mete las almejas en el agua con sal directamente desde la bolsa.

4. Déjalas ahí durante varias horas y ve cambiando el agua a medida que se ensucie.

5. Cocina las almejas como si fueran frescas.

Consejo final:

Las almejas y demás frutos marinos son excelentes elementos para elaborar sabrosos platos, especialmente en verano. Éstas se pueden acompañar con un delicioso vino que, además, te puede ayudar a descansar mejor y a adelgazar.

Si te interesan los mariscos y aprender a hacer platos con ellos, aquí tienes un video en el que puedes ver cómo cocina una exquisita cazuela colombiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *