in

Resistencia a la insulina: qué es y síntomas

Descubre cuál es la diferencia entre este problema y la diabetes

resistencia a la insulina
Crédito de la imagen: Pxhere

La resistencia a la insulina es un problema de salud que se asocia a dolencias como la obesidad. Asimismo, puede surgir si se lleva una vida muy sedentaria. Este aparece cuando el organismo no consigue responder adecuadamente a la presencia de la insulina. Cabe destacar que esta hormona, que fabrica el páncreas, es la que reparte la glucosa en las células y permite estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

Síntomas de la resistencia a la insulina

La resistencia a la insulina se puede considerar la antesala a padecer diabetes. También de la aparición de algunas dificultades cardiovasculares. Por tanto, saber sus síntomas te permitirá actuar de inmediato para que el problema vaya a más.

Cabe destacar que, dado que no es una enfermedad como tal, es un poco complicado definirla clínicamente. No obstante, dado que los signos son señales de estar padeciendo otra patología, pueden ayudar a descifrar el problema.

Polidipsia

Cuando una persona tiene los niveles de glucosa en sangre alterados, tiene la necesidad de beber más de la cuenta ya que pasa el día entero con sed.

Descubre los beneficios de beber agua y cómo hacerlo correctamente.

Ganas de comer alimentos con azúcar

Crédito de la imagen: Pxhere

Aquellos que padecen esta patología ven como tienen la necesidad de comer más alimentos ricos en hidratos de carbono y en azúcares dado que los tejidos, como es el caso de los músculos, no consiguen absorber la glucosa.

Incremento de peso

Otro de los síntomas de la resistencia a la insulina es el aumento de peso. Esto se debe a que al grasa se acumula en la zona abdominal y en otras partes del cuerpo, incrementando así el índice de masa corporal.

Cansancio generalizado

Crédito de la imagen: Pxhere

La resistencia a la insulina también provoca un cansancio generalizado en el individuo. Como los músculos no consiguen asimilar los azúcares, este se queda sin energía.

Incremento de las micciones

También conocido con el término poliuria, el aumento de glucosa en sangre hace que la persona fabrique más orina. En consecuencia, micciona más.

Aparición de problemas cardiovasculares

La dificultad de asimilar la insulina tiene una relación directa con el síndrome metabólico, el cual cuando aparece puede desembocar en hipertensión arterial, prediabetes, diabetes, hipercolesterolemia o hipertrigliceridemia. Al juntarse estos factores, la probabilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular aumenta notablemente.

Hiperpigmentación

El oscurecimiento de las axilas, el cuello o las ingles puede denotar la resistencia a la insulina. Esto se debe a las mudanzas celulares que tiene el organismo por el incremento de la glucosa en sangre. Otro de los problemas que se pueden dar es la aparición de verrugas en la parte del cuello.

Diferencias entre resistencia a la insulina y diabetes

Crédito de la imagen: Pxhere

Aunque la resistencia a la insulina y la diabetes están ligadas, son dos conceptos diferentes. En lo que respecta a la primera, esta hace referencia al hecho de que el azúcar no consigue entrar en las células y se queda vagando por la sangre.

Cuando no se actúa a tiempo para poner solución a este problema, surge la diabetes. Esta es una dolencia endocrina que se da cuando la persona no tiene en el organismo insulina dado que el páncreas no consigue fabricarla. En este caso se habla de diabetes tipo I.

En las situaciones en las que el páncreas sí que produce insulina pero la cantidad es menor de la necesaria se trata de diabetes tipo II.

Cabe destacar que, cuando se tiene resistencia a la insulina, el páncreas si que consigue fabricar el nivel de insulina necesaria para que el organismo funcione correctamente. Pero, en este caso, dicha sustancia no consigue llevar a cabo su función porque el propio cuerpo no la reconoce. Al ser sensible a su acción, el nivel de glucosa en sangre se dispara, especialmente porque el páncreas empieza a producir más insulina para intentar que esta llegue a todo el cuerpo. Empero, hay una altura en al que no consigue generar más y esta situación desemboca en diabetes.

Para saber cuáles son los síntomas de la diabetes tipo II, no dejes de ver el próximo vídeo en el que el Dr. Hernández los explica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *