in

7 Remedios caseros para el vértigo

El vértigo puede provocar que la persona pierda el equilibrio y se caiga

remedios caseros para el vértigo
Crédito de la imagen: Freepik

El vértigo hace referencia a una sensación de desconcierto ya que se percibe un movimiento que no existe como tal. Este puede ir acompañado de mareos y desembocar en fatiga y náuseas. Cabe la posibilidad de que este tenga lugar de forma pasajera o puntal, o de que sea una cosa permanente que se repita en el tiempo. Para poder lidiar con él, descubre  unos remedios caseros para el vértigo.

Mejores remedios caseros para el vértigo

Los problemas en la columna o cervicales, el consumo de fármacos y/o drogas recreativas, las enfermedades cardiovasculares, los tumores cerebrales o las infecciones auditivas, entre otros, son los causantes del vértigo. Si padeces alguna de estas complicaciones, es recomendable que sepas cuáles son los mejores remedios caseros para el vértigo.

Vinagre

El vinagre es un líquido que te ayudará a calmar los episodios de vértigo. Rocía vinagre en un paño y pásate el trapo sobre la frente y la sien. Así, beneficiarás que el cuerpo se equilibre. En el caso de que el problema persista, una buena recomendación es frotar la nariz con una cantidad pequeña de vinagre.

Alcohol en la frente

El alcohol en la frente es otro de los mejores remedios caseros para el vértigo. Coloca sobre la frente un tapo impregnado el alcohol y déjalo unos minutos para estabilizar el organismo gracias al olor que emana este producto.

Ejercicios Brandt y Daroff

Estos ejercicios se pueden realizar en la tranquilidad de tu hogar y son muy efectivos. La recomendación es que los hagas una vez al día durante 15 días.

Apretar la mano izquierda

La acupuntura ha sido la precursora de este tratamiento natural para combatir el vértigo. Lo que apuntan desde esta terapia es que se debe apretar la mano izquierda con fuerza. Es importante hacer que sea, sobre todo, en la parte central y en los nudillos. Esta postura se debe mantener durante 2 minutos. De esta manera, estarás ayudando a que la sangre circule con mayor facilidad desde el cerebro hacia el resto del organismo.

Té de jengibre

Otro de los remedios caseros para el vértigo es el té de jengibre. Este es bueno para calmar los mareos y las náuseas.

Con poner 3 rodajas de la raíz a hervir con agua y, una vez hecha, tómate la infusión. Verás que te sientes mejor.

Aceite de sésamo

Este aceite esencial mejora la circulación sanguínea del cerebro y disminuye los mareos. Para ello, calienta 2 cucharadas de este bálsamo en el microondas y luego masajea la parte de atrás de la cabeza y el cuello con él.

Maniobra de Epley

Este tipo de ejercicios también se incluye en el grupo de remedios caseros para el vértigo. Esta maniobra está enfocada a aliviar el padecimiento que se sufre en el oído interno por una acumulación de fluido y cristales de calcio.

Consejo final:

Cuando estés sintiendo vértigo, lo mejor es que te sientes o te tumbes. De esa manera la sensación de que todo se está moviendo a tu alrededor menguará. Asimismo, evitarás caerte al perder el control. Concentrarte en un punto fijo también ayuda. Tanto si presentas un vértigo puntual como continuado, lo mejor es que vayas a un médico para que este evalúe tu situación. Recuerda que los consejos expuestos en esta nota en ningún caso substituyen a la opinión de un especialista.

Para acabar, en el siguiente vídeo podrás ver cómo realizar la maniobra de Epley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *