in

Un ataque de asma le deja un párpado a punto de explotar

El aire en el espacio medio de la caja torácica fue el culpable de la hinchazón

párpado a punto de explotar
Crédito de la imagen: Lavanguardia

El asma es un problema de salud que hace que las vías respiratorias se inflamen y se estrechen. Como consecuencia, la persona presenta dificultades para respirar, tos, sibilancias y presión en el pecho. Pero, en Estados Unidos, por culpa de un ataque de asma un niño estuvo con el párpado a punto de explotar.

Un ataque de asma hizo que estuviese con el párpado a punto de explotar

En un hospital de Carolina del Norte, Estados Unidos, los facultativos se enfrentaron días atrás a un peculiar caso. Un joven de 14 años llegó a la unidad de urgencias del centro médico con pitidos ininterrumpidos y tos. Asimismo, presentaba una saturación de oxígeno del 83% y sibilancias.

Dado que el paciente tiene antecedentes de asma, el cuadro que presentaba no era algo anormal teniendo en cuenta su condición. Los facultativos decidieron dejarlo internado bajo el diagnósitco de “exacerbación asmática severa”. Asimismo, le prescribieron magnesio, ipratropio, albuterol y glucocorticoides intravenosos.

Por desgracia, tras un par de días, el joven empeoró. Los problemas para respirar adecuadamente incrementaron y los pitidos fueron a peor. Eso hizo que ingresada en la UCI de pediatría, donde siguió recibiendo albuterol.

Además de los síntomas comentados, el paciente empezó a tener crepitaciones, es decir, ruidos en el cuello. También hinchazón. Tras realizarle una radiografía de tórax, los médicos vieron que el muchacho tenía un neumomediastino enfisema subcutáneo difuso. Este problema se da cuando la persona presenta aire en el interior del espacio medio que hay en la caja torácica, entre el esternón, la columna vertebral y las dos pleuras. Cabe destacar que ésta es una dolencia pulmonar dura y poco habitual entre los pequeños.

Nuevo problema

Después de 6 días de internación, y cuando parecía que el chico iba a mejor, surgió una nueva complicación. Éste desarrolló una inflamación alrededor de los ojos. En concreto, las mejillas se le hincharon y tuvo el párpado a punto de explotar. Cierto es que el muchacho no presentó ningún dolor en el ojo ni tampoco veía doble. Asimismo, los movimientos extaoculares eran correctos.

Se debe señalar que el enfisema palpebral se puede dar por una dificultad del neumomediastino. El mismo no suele precisar de una operación para ser resuelto. En este caso, tuvieron que pasar dos semanas para que el cuadro en el párpado revirtiera. Eso sí, al séptimo día de ingreso, el joven obtuvo el alta dado que la exacerbación del asma había mejorado.

Para finalizar, en el próximo vídeo puedes conocer a fondo qué es el asma, causas, síntomas y tratamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *