in

Padres avergüenzan a los detractores de su hija en Facebook

Nunca pensaron que existiría gente tan malvada en el mundo

Padres avergüenzan a los detractores
Crédito de la imagen: Forgottothink

La belleza de las personas está en el interior y no en el exterior. A pesar de que esta afirmación pueda sonar a un topicazo, por desgracia, algunos individuos aún no la han interiorizado. De hecho, se atreven a reírse y burlarse de la gente que para sus ojos no es bella. Eso fue lo que hicieron unos desalmados con un bebé que padece unas desfiguraciones faciales. Pero estos se toparon con un hueso difícil de roer ya que los padres avergüenzan a los detractores de su hija en Facebook.

Los padres avergüenzan a los detractores de su pequeña en Facebook

No hay peor ofensa que la que se le pueda hacer a un hijo o a una hija. Eso lo saben y lo han padecido los progenitores de Batya. Estos tuvieron que leer los comentarios de unos desconocidos en las imágenes que publicaron de ella en Facebook. Los desaprensivos calificaron al bebé de “monstruo” y se atrevieron a afirmar que debería ser “asesinada”.

Otra de las perlas que los internautas escribieron fue: “¿Crees que mantener a esa criatura viva es lo correcto?” Algunos incluso fueron más allá y dijeron que Batya era un “feto enfermo” o que parecía una “medusa”.

Estas palabras tan fuera de lugar han hecho que Naffi y Racheli Goldman se den cuenta que hay personas con muy mal corazón en el mundo. No obstante, a pesar de que les duelen estos insultos, ellos no van a dejar de luchar por su hija y de hecho se han propuesto recaudar 500.000 £ para financiar los cuidados de Batya. Asimismo, aseguran que no se arrepienten de haber traído al mundo a su pequeña. Con esta actitud, los padres avergüenzan a los detractores de su pequeña con mucha educación y amor.

La enfermedad de Batya

la nena
Crédito de la imagen: Real-fix

Los padres de Batya recibieron una mala noticia tras un escáner 3D realizado en Tel Aviv durante la gestación. Ésta venía con problemas de salud. Los médicos les comunicaron que “no era compatible con la vida”. Tanto es así que en el séptimo mes de embarazo les dieron la opción de abortar.

La situación fue tan rara que ni los propios facultativos se atrevieron a dar un diagnóstico certero porque no sabían cuál era el problema del bebé. Pero de lo que sí que estaban seguros es de que tendría una discapacidad bastante seria. Tanto es así que los facultativos dijeron que podría morir en el parto y de no hacerlo, fallecería en la infancia.

Tras su llegada al mundo el 3 de enero, Batya fue llevada de inmediato a la unidad de cuidados intensivos. Ésta sufrió una insuficiencia respiratoria y hasta el día de hoy necesita ayuda para respirar ya que no lo puede hacer por sí sola. Cabe destacar que la nena nació, por desgracia, con un trastorno raro que hizo que tenga el cráneo mal formado. En lo que respecta a la columna, la tiene torcida además de ser ciega y sorda.

Cuando sus padres la vieron, tuvieron miedo y enseguida se dieron cuenta que su futuro sería complicado.

Han dejado su trabajo

enfermedad
Crédito de la imagen: Thesun

Debido a los cuidados que precisa, los padres de el bebé han tenido que abandonar sus puestos de trabajo. Estos ahora se turnan para estar con la nena dado que precisa 24 horas de atenciones. Batya come por sonda y necesita medicación constantemente.

El estado de salud de la pequeña es tan delicado que en casos similares, los bebés no superan las primeras 12 semanas de vida.

La pareja que se había planteado vivir en Manchester, Reino Unido, sigue en Israel a la espera de ver si consiguen la nacionalidad británica para la nena. Asimismo, deben ser lo suficientemente prudentes y esperar a que los médicos autoricen que su hija pueda realizar un viaje de dicha envergadura. Con su lucha y tesón, los padres avergüenzan a los detractores de su hija y demuestran que el amor está por encima de todo.

Conoce aquí también la agonía que sufre un niño de 9 años por una condición rara.

Si quieres saber más sobre las enfermedades raras, no dejes de ver el siguiente vídeo, para concluir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *