in

El olor del recién nacido causa un efecto narcótico en el cerebro de las madres

Descubre más sobre esta llamativa relación entre madres e hijos

olor del recién nacido
Crédito de la imagen: Pixabay

La estrecha relación madres e hijos ha sido definida muchas veces en distintos ámbitos. Así como ocurre con la psicología con el complejo de Edipo, en la ciencia, el vínculo fue el centro de diversos estudios. A continuación, se explica por qué el olor del recién nacido causa un efecto narcótico en el cerebro de las madres.

El olor del recién nacido tiene efecto narcótico en el cerebro de las mamás

madre olor
Crédito de la imagen: Pixabay

Entre una madre y un hijo hay una conexión mágica. No sólo por cuestiones que ya fueron develadas por la psicología con el complejo de Edipo. Sino también por estudios clínicos y científicos que involucran a uno de los cinco sentidos: el olfato.

Muchas mujeres disfrutan olfateando a su bebé cuando se convierten en madres. En muchos casos, ésta suele ser una conducta adictiva. Aunque parezca extraño, existe una explicación. El olor del recién nacido provoca en el cerebro un efecto narcótico. Es decir, el aroma de un niño de tan sólo unos días produce una sensación similar a las drogas.

Las hormonas de la oxitocina son las principales responsables de esta conducta. Al identificar el perfume del bebé recién nacido, los niveles de dopamina en el cerebro aumentan notablemente. Cuando este neurotransmisor se libera, el cuerpo experimenta una sensación de placer.

Cabe destacar que la dopamina es una sustancia que se produce principalmente en la zona del mesencéfalo y tiene numerosas funciones en el cerebro. Ésta influye en el comportamiento y la cognición, en la actividad motora, la producción de leche materna, el sueño, el humor y el aprendizaje.

La relación de este proceso con las sustancias tóxicas se debe a que éstas imitan la estructura química de los neurotransmisores naturales.

Participantes en el estudio

En estudio con el que se logró comprobar esta relación de olores participaron treinta mujeres. Del total, sólo la mitad eran madres. Con los ojos tapados, todas debían identificar varios perfumes entre los que estaban el pijama de un bebé.

Mientras realizaban la prueba, los científicos monitorizaron la actividad cerebral de las mujeres. La diferencia fue sorprendente. Quienes era madres, identificaron el olor de sus hijos de inmediato.

Conoce aquí la importancia de dar abrazos a los bebés prematuros.

Para acabar, si quieres saber más sobre la relación maternal y los olores de los bebés, mira el siguiente vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *