in

¿Qué es la neurocisticercosis?

Esta enfermedad llena de gusanos el cerebro de los más desfavorecidos

neurocisticercosis
Crédito de la imagen: Nejm

Las personas con menos recursos económicos, por desgracia, tienen una peor calidad de vida. En parte, esto se debe al escaso acceso que tienen a la sanidad. Tanto es así que existen enfermedades olvidadas por la industria farmacéutica porque, en mayor medida, afectan a los pobres y no les compensa investigar dado que no van a obtener un rédito económico. Descubre, a seguir, qué es la neurocisticercosis, una dolencia evitable que afecta a las personas más humildes.

En qué consiste la neurocisticercosis

Esta es una dolencia del sistema nervioso central causada por el parásito Taenia solium. Cabe destacar que dicho parásito también provoca la tenia intestinal, es decir, una solitaria del cerdo o chancho que tiene que capacidad de infecta el tejido muscular. Como consecuencia, se puede producir la formación de quistes en diversas partes del cuerpo.

Hay que tener en cuenta que la infección tiene lugar cuando una persona consume comida contaminada por huevos del parásito. También cuando alguien come excrementos humanos de una persona que ya esté infectada por comer algún animal que tenga la enfermedad.

Por tanto, la neurocisticercosis se puede transmitir por la comida, ya sea al comerla o al manipularla, por no lavarse las manos tras ir al baño o, en definitiva, por llevar una higiene pésima.

Todo y que es una dolencia que se puede tratar si se agarra a tiempo, al año mata a 50.000 personas. Esta es la más común de este tipo en todo el mundo. Asimismo, es el primer origen de la epilepsia.

Un caso de la enfermedad en la India

Crédito de la imagen: Cienciactiva

Un claro ejemplo de que la neurocisticercosis plaga de larvas el cerebro de los más pobres es el de un joven de 18 años de la India. Este acudió al Instituto Médico ESIC de Faridabad con espasmos. Asimismo, tenía dolor de cabeza y pesar en la ingle. Tras las pruebas médicas, los doctores vieron que también tenía el ojo izquierdo hinchado. Igualmente, presentaba sensibilidad en el testículo derecho y gusanos en el cerebro.

A pesar de que los especialistas le administraron antiepilépticos y antiinflamatorios y evitaron fármacos contra parásitos que empeoraran las convulsiones, el enfermo falleció semanas después. La muerte se debió a una neurocisticercosis masiva.

El doctor Nishanth Dev, el cual atendió al paciente, se quedó totalmente consternado al ver todas las larvas y quistes que tenía el chico. Esto le motivó, junto con su compañero S. Zafar Abbas a publicar un artículo en New England Journal of Medicine. Según los expertos, la magnitud de la infección se debe a la falta de control sanitario de la comida. Por ello, es común que la sufran persona que habitan en países pobres.

Para acabar, en el siguiente vídeo podrás descubrir más información sobre la neurocisticercosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *