in

Una mujer fabrica muñecos aptos para todos los niños

La iniciativa ‘A Doll Like Me’ desea que ningún pequeño se sienta discriminado

munecos aptos para todos los nios
Crédito de la imagen: Lavanguardia

La integración social es fundamental para las personas, sobre todo a temprana edad. Sentirse parte de la sociedad permitirá que no tengan la percepción de que son diferentes, inferiores o raros por tener unas características físicas determinadas. Para que ningún pequeño se sienta discriminado, una mujer confecciona muñecos aptos para todos los niños.

Confeccionan muñecos aptos para todos los niños

El desarrollo psicológico y la autoestima de las personas puede verse realmente afectada de manera negativa cuando los chicos sienten que no forman parte de la sociedad. Para evitar este tipo de problemas, desde temprana edad hay que motivarlos y fomentar su desenvolvimiento.

De hecho, los psicólogos hacen incidencia en la importancia de que los educadores, compañeros, padres y la sociedad en general entiendan que sus palabras o gestos son relevantes para el desarrollo de los otros. Asimismo lo son los juguetes y demás utensilios que usen en el día a día.

Siguiendo la campaña A Doll Lime Me (un muñeco como yo) Amy Jandrisevits ha tenido una iniciativa maravillosa. Esta ha confeccionado muñecos aptos para todos los niños. De esta manera quiere que estos no se sientan discriminados. Cabe destacar que las muñecas están personalizadas. Por tanto, se fabrican teniendo en cuenta las particularidades y características de cada pequeño.

¿Cómo surgió la idea?


Amy Jandrisevits estuvo trabajando un tiempo en la parte de oncología pedríatica. Ahí se dio cuenta de los problemas psicológicos que podían sufrir los pequeños por culpa de sus enfermedades. Ella misma decidió que iba a contribuir a la sociedad y puso en marcha A Doll Like Me. La ida nació después de ver que era difícil que los niños se sintiesen identificado con los muñecos que usaba para ayudar a que se expresaran.

Amy destaca que no todas las niñas del mundo tienen los ojos claros ni el pelo rubio, como la mayoría de muñecas que se venden. En este sentido, Widline Pyrame ya creó una línea de muñecas africanas por el mismo motivo. Esta quería que las niñas nenas negras tuvieran un referente. Igualmente, que se dieran cuenta que son hermosas tal y como son.

Como los muñecos son personalizados, la emprendedora quiere conseguir que los nenes albinos, por ejemplo, los que han perdido una extremidad o aquellos que tienen una mancha en la piel tengan un juguete que sea como ellos y que los represente.

Por ahora, Amy ya ha confeccionado unos 300 muñecos, los cuales hace con mucho orgullo y placer. Dado que el precio de cada uno ronda los 88€, y no todas las familias se lo pueden permitir, la fundadora da la posibilidad a los padres que la campaña GoFundMe cubra con los gastos de los juguetes.

Para finalizar, en el próximo vídeo podrás ver cómo Nadia Carvajal confecciona muñecos personalizados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *