in

Cuidado con los efectos secundarios de los medicamentos

Muchos medicamentos pueden ser peligrosos a largo plazo. A continuación presentamos una lista de ellos.

La pérdida de memoria es una de las mayores amenazas para el cerebro que envejece. Es verdad que a cualquier edad pueden desarrollarse dolencias cerebrales, causando fallas en la memoria, pero son más frecuentes en los adultos mayores.

Sabemos que el cuerpo humano es  como una “máquina perfecta”, y que como tal, con los años se van desgastando las piezas. A medida que envejecemos, el uso de medicamentos aumenta, para compensar el deterioro de los órganos y es allí donde los fármacos recetados pueden solucionar algunos problemas y crear o desarrollar otros. Sobretodo afectando al sistema neuronal y potenciando la pérdida de memoria.

Las grandes industrias, con el afán de lucro, venden y recetan medicamentos que a pesar de tener conocimiento de los peligrosos efectos secundarios, lo siguen comercializando sin exponer de manera clara cuánto podría perjudicarlo su consumo.

Y es en este punto que nos centraremos, en el uso de fármacos que aceleran la pérdida de retención de información y/o memoria . Traemos para usted una lista con 7 medicamentos que pueden estar relacionados con problemas de memoria en las personas:

Preste bastante atención a la lista de abajo y converse con su médico sobre el uso de esos medicamentos:

  • Benzodiazepinas – Son medicamentos utilizados para tratar la ansiedad, agitación, delirios y espasmos musculares. Tiene propiedades preventivas para las convulsiones y efecto sedante.

Ejemplos: Diazepam, Xanax, Lorazepam.

  • Estatinas: Son medicamentos utilizados para controlar el colesterol. Pueden causar amnesia, pues además de bajar el colesterol de la sangre, reducen también el colesterol en el cerebro, lo que puede ser muy peligroso.

Ejemplos: Pravastatina, Lescol, Mevacor.

  • Anticonvulsivos: Por tener efectos directos en el cerebro pueden causar serios problemas colaterales.

Ejemplos: Anafranil, Pamelos, Elavil.

  • Analgésicos narcóticos: Son remedios para enfermedades crónicas y enfermedades prolongadas.

Ejemplos: Durogesic, Astramorph, OxyConti.

  • Anti-histamínicos: Son remedios utilizados para tratar náuseas, vómitos y otros males estomacales.

Ejemplos: Clistin, Tavist, Dimetane.

  • Somníferos: Son medicamentos sedantes e hipnóticos.

Ejemplos: Lunesta, Sonata y Ambien.

¿Usted utiliza alguno de estos medicamentos? Entonces converse con su médico para descubrir los efectos secundarios que puede causar su uso constante.

Importante: Este artículo no debe de ninguna forma sustituir una consulta médica.

¡Comparta esta información con sus familiares y amigos!

A continuación le invitamos a ver este interesante video que nos habla acerca de la pérdida de memoria:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *