in

Mascarilla de miel: beneficios y cómo hacerla

La miel es un producto que ayuda a mantener el rostro y el cabello sano

mascarilla de miel
Crédito de la imagen: Freepik

A nadie le sorprende que se use la miel para algo más que pare endulzar una infusión o para untarla en una tostada. Este producto también ayuda aliviar el dolor de garganta o a mejorar la piel en formato de barra de jabón. Asimismo, es uno de los ingredientes de muchos cosméticos dados sus beneficios. Para que puedas elaborar uno en casa, descubre cómo hacer una mascarilla de miel y todas sus ventajas.

¿Cuáles son los beneficios de la mascarilla de miel?

Si su sabor te agrada, saber los beneficios que puede aportar a tu piel y a tu cabello te fascinará. Además, la miel es fácil de conseguir en cualquier supermercado o almacén y su precio no suele ser elevado.

Combate el acné

La miel es rica en peróxido de hidrógeno. Esta cualidad hace que al usarla en la cara en forma de mascarilla, esta reduzca la aparición de granos y espinillas. Asimismo, en caso de que tengas manchas en la piel, este cosmético natural te ayuda a reducirlas por medio de las enzimas que contiene.

Regenera la piel

Además de tratar manchas, la mascarilla de miel se puede emplear para tratar diversas cicatrices. Esto se debe a que contiene vitaminas que permiten la regeneración de la dermis al acabar con las bacterias que se amontonan y propician que se formen las infecciones y las marcas en la piel.

Hidrata la dermis

mascarilla de miel
Crédito de la imagen: Freepik

La mascarilla de miel es fantástica para nutrir e hidratar tu dermis al poseer enzimas naturales. En el caso de que la apliques como crema corporal, puedes mezclarla a tu potingue habitual.

Previene el envejecimiento prematuro

Al ser un antioxidante natural, la miel cuando se usa en forma de mascarilla para combatir el paso de los años como pueden ser los surcos.

Remueve células muertas

Este cosmético es un exfoliante natural porque contiene fructosa, glucosa y ácidos alfa hidróxidos. Dichas sustancias ayudan a eliminar las células muertas de la tez. En consecuencia, la piel queda más suave y luce renovada.

Detiene la caída del cabello

En el caso de que uses la miel en el pelo, debes saber que esta es ideal para evitar que el cabello se caiga. Al mismo tiempo, al ser humectante, esta mascarilla ayuda a que tu melena crezca sana.

Cómo hacer mascarilla de miel para el rostro

Crédito de la imagen: Bstatic

Además de los beneficios expuestos anteriormente, aplicar la receta de la siguiente mascarilla de miel ayudará a que no tengas la piel seca.

Ingredientes

  • Miel de abejas: 1 cucharada;
  • Zumo de zanahoria: 2 cucharadas;
  • Aceite de almendras: 1 cucharada.

Modo de preparación:

1. En primer lugar, coloca todos los ingredientes en un bol y entrevéralos bien.

2. A seguir, empapa un algodón o una gasa en la solución y pásatela por el rostro.

Es importante que antes de aplicar la mascarilla te limpies y te seques bien la cara.

¿Cuánto tiempo se debe dejar la mascarilla?

Para que el cosmético surja efecto, una vez que lo apliques debes dejarlo durante 15 minutos. Pasado este tiempo, remuévelo los restos del ungüento con agua tibia. Acaba con un chorro de agua fría. De esta manera conseguirás cerrar los poros.

Es recomendable que sigas este tratamiento una vez por semana. Tras él, aplica un tónico.

Consejo final:

Aunque este producto natural es muy bueno para la piel, lo más aconsejable es que consultes con un especialista si es bueno para ti. Ten en cuenta que los datos expuestos en este artículo no substituyen a las recomendaciones de un médico.

Para aprender a hacer un exfoliante de miel y de azúcar, no dejes de ver el siguiente vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *