in

¿Cómo quitar el mal olor de la lavadora?

Si el lavarropas no tiene un buen aroma, es momento de hacer algo al respecto

mal olor de la lavadora
Crédito de la imagen: Pixabay

Con el paso del tiempo, la lavadora que hay en casa puede empezar a desprender unos aromas poco agradables. El mal olor de la lavadora se debe a la acumulación y proliferación de bacterias dentro del aparato por culpa de la combinación de altas temperaturas, suciedad y humedad. Ante esta situación, es importante intentar quitarle el feo hedor para que tus prendas de vestir no se vean afectadas.

3 Formas de quitar el mal olor de la lavadora

Si el electrodoméstico que debe lavar las piezas de ropa no huele bien, es necesario hacer algo al respecto. Existen diversas estrategias que se pueden aplicar para eliminar el mal olor de la lavadora.

Vinagre

vinagre
Crédito de la imagen: Delisur

A veces es necesario que el lavarropas se limpie de forma automática. Se puede programar un lavado corto con una temperatura que debe superar los 30ºC. Solo se debe incorporar en el tambor ½  litro de vinagre blanco, el cual tiene la capacidad de suprimir por completo las bacterias del electrodoméstico y además brindarle un buen olor.

Descubre aquí otras aplicaciones del vinagre que te sorprenderán.

Lejía o agua jane

lejia
Crédito de la imagen: Img.ti.imasdev

Otro de los ingredientes que se pueden aplicar para llevar a cabo un lavado solo es la lejía. No obstante, en este caso se debe tomar el recaudo que la siguiente vez que se ponga la lavadora se elijan solo prendas de color blanco para no estropearlas.

Bicarbonato de sodio

bicarbonato
Crédito de la imagen: 1.bp.blogspot

Después de realizar uno de los dos lavados que se describen anteriormente, se puede dejar un recipiente lleno de bicarbonato de sodio dentro de la lavadora. Este producto ayudará a absorber los aromas desagradables.

Causas

mal olor de la lavadora
Crédito de la imagen: Flickr

Hay diversos motivos por los que el mal olor de la lavadora aparece. Uno de ellos es no limpiar los componentes de este electrodoméstico. Se debe lavar el filtro, la goma y los cajones del detergente y el suavizante de forma regular.

La humedad generada por el agua del lavarropas puede suscitar la proliferación de bacterias y moho dentro del aparato, por lo que es necesario que cada cierto tiempo se laven los elementos que se pueden remover del mismo. Así se quitan los restos de suciedad que generan malos olores.

Otra razón a la que puede deberse el mal olor de la lavadora es usar siempre agua fría para los lavados. Aunque se trata de la opción más adecuada para conservar en mejores condiciones la ropa, para el electrodoméstico no es tan beneficioso. Las temperaturas inferiores a los 30ºC no son eficaces a la hora de eliminar los restos de suciedad.

Por otro lado, algo perjudicial tanto para la lavadora como la ropa es usar una cantidad de detergente elevado para los lavados. Todo el producto restante se queda almacenado en el tambor por lo que puede suscitar la proliferación de moho. Esto, además de causar olores desagradables a la larga es dañino para el electrodoméstico.

Cerrar inmediatamente la puerta de la lavadora después de finalizado el lavado tampoco es bueno. El aire de dentro no se renueva y se reproducen los microbios.

La vestimenta también puede ser la causante del mal olor. Si se usa la lavadora como recipiente de la ropa sucia, las aromas se transfieren de a poco al aparato. Asimismo, en ocasiones se mete por el bombo alguna prenda y se queda atascada.

Cómo prevenir el mal olor de la lavadora

mal olor de la lavadora
Crédito de la imagen: Flickr

Para prevenir la aparición de aromas desagradables, lo mejor es cuidar el lavarropas y limpiarlo frecuentemente, especialmente el filtro, la goma y los cajones del detergente y el suavizante. Aproximadamente, se debe realizar esta acción una vez al mes, cuando también se puede hacer un lavado sin ninguna prenda.

Aprovechar cuando se vaya a lavar ropa blanca para poner un programa de agua caliente, colaborará en reducir las bacterias presentes en la lavadora.

Pese a la ventilación, hay acumulación de agua que no se va a evaporar. Es por eso que se recomienda secar el tambor con un trapo, sobre todo en espacios o climas más húmedos.

Cuando se termine el programa de lavado, lo mejor es retirar todas las piezas de ropa del electrodoméstico, porque dejarlas acumuladas puede incitar la proliferación de moho.

También se debe convertir en un hábito el dejar la puerta abierta o al menos entornada de la lavadora una vez se saca la ropa limpia. Permitir una ventilación hace que se evaporen y aireen bien los restos de agua.

No se debe usar la lavadora como un lugar para almacenar ropa sucia, lo mejor es destinar un elemento diseñado para ello, normalmente de mimbre o plástico.

Consejo final:

Si ves que tras realizar estos consejos el mal olor de la lavadora no se va, es aconsejable que llames a un técnico. Éste podrá revisar tu electrodoméstico en profundidad y ver si el problema viene porque hay alguna pieza rota.

Una vez que la lavadora ya esté limpia, es bueno conocer algunos trucos para que la ropa no se desgaste tras cada colada. Para ello, puedes ver las sugerencias en el próximo vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *