in

Linfoma de hodgkin: qué es, síntomas y causas

Esta enfermedad suele aparecer más en los hombres que en las mujeres

linfoma de hodgkin
Crédito de la imagen: Pixabay

El linfoma de hodgkin, también denominado linfoma hodgkiniano es una dolencia que afecta a los glóbulos blancos linfocitos. Como consecuencia, el organismo fabrica células malignas que desembocan en cáncer. Por lo tanto, es un tumor de la sangre. General, esta enfermedad es más habitual en personas adultas y, aunque hay mujeres que la padecen, existen más casos en el sexo masculino.

Síntomas del linfoma de hodgkin

Dependiendo del tipo de linfoma de hodgkin que sufra el paciente, los síntomas podrán varias. No obstante, por lo general estos presentan los siguientes indicativos.

  • Tos
  • Dolor en la zona abdominal
  • Fatiga
  • Temperatura corporal superior a los 38ºC
  • Inflamación de los ganglios linfáticos (linfadenopateía) en las axilas, cerca de la ingle y alrededor del cuello
  • Comezón
  • Pérdida de peso rápida
  • Dolor en el pecho
  • Falta de ganas de comer
  • Problemas para respirar con normalidad
  • Dolor de cabeza o jaqueca
  • Bazo dilatado
  • Sudores sin razón aparente
  • Dolor en los huesos
  • Indisposición generalizada

Causas

Crédito de la imagen: Pxhere

Por el momento, no se ha encontrado una causa concreta que provoque esta enfermedad. A pesar de ello, se sabe que cuando el sistema inmunológico está delicado, el número de linfocitos se ve incrementado. Esto es por culpa de que los antiguos no mueren y siguen creciendo, al mismo tiempo que se reparten por todo el organismo, el cual no para de fabricar nuevos linfocitos. En consecuencia, se produce un hacinamiento de linfocitos en los ganglios linfáticos.

Cabe destacar que existen ciertos factores de riesgo que se deben tener en cuenta como posibles causas del linfoma de hodgkin.

  • Antecedentes familiares
  • Sobrepeso o obesidad
  • Edad
  • Quimioterapia
  • Infecciones como el VIH
  • Contacto con radiaciones
  • Es más habitual en países más desarrollados
  • Algunos implantes de mama

Descubre cuáles son los tipos de cáncer hereditarios.

Tratamiento

En los casos en los que el linfoma de hodgkin no está muy activo, los oncólogos pautarán unas consultas regulares para controlar la dolencia y su avance. Asimismo, algunos establecen una dieta equilibrada para evitar el sobrepeso y recomienda la no exposición a las radiaciones, a los herbicidas, los químicos y los insecticidas.

Cuando la enfermedad se encuentra en el estadio I y II, los médicos determinan si el paciente se debe someter a radioterapia o a quimioterapia. Ya en el estadio III y IV, además de la raduoterapia y/o la quimioterapia, también se pueden incluir tratamientos biológicos con anticuerpos monoclonales. Otra opción es optar por la radioinmunoterapia.

Si la enfermedad ya está en fase agresiva, muchos oncólogos optan por la rituximab y la quimioterapia.

Para finalizar, en el siguiente vídeo podrás conocer más información sobre el linfoma de hodgkin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *