in

Cómo lavar un edredón

Limpia y seca tu colcha en la comodidad de tu hogar con unos sencillos pasos

lavar un edredón
Crédito de la imagen: Decorexpro

El edredón se ha convertido en un habitual en muchos hogares para resguardarse del frío. Este, además de cobijar muy bien, no es tan pesado como pueden ser las mantas. Asimismo, su suave textura hace que sea muy cómodo. Pero, para que dure por mucho tiempo en buenas condiciones, es fundamental saber lavar un edredón en condiciones.

9 Pasos para lavar un edredón correctamente

Por lo general, cuando se tiene que lavar un edredón muchas personas optan por llevarlo a una lavandería. No obstante, debes saber que es posible limpiarlo en casa siguiendo unos simples pasos.

Retira la funda

No es aconsejable que laves el edredón junto con la funda. Por lo tanto, quítala.

Verifica que se puede meter en la lavadora

Algunas prendas no se pueden lavar en el lavarropas. Si tu edredón está fabricado con algodón o con mezcla de algodón, por lo general, sí que lo podrás introducir en la lavadora. Empero, antes de estropearlo, verifica en al etiqueta que no ponga “lavar en seco”. En tal caso, no lo metas en el lavarropas.

Si la etiqueta tiene un cuadrado con una X ten en cuenta que no se puede secar en la secadora. Por lo que deberás tenderlo al aire libre.

Cose cualquier agujero

Si adviertes que tu cobertor tiene algún agujero o alguna costura abierta, antes de limpiarlo cósela. Así impedirás que el relleno se salga.

Pon el edredón en remojo

Antes de lavar un edredón en el lavarropas, ponlo a remojo en una bañera, pila o fregadero que sea amplio. De esta manera ayudarás a que la suciedad salga mejor.

Asegúrate que el lugar donde lo dejas está limpio. Añade al agua un poco de bórax o cualquier producto para el prelavado y déjalo durante 60 minutos.

Coloca el lavado delicado

Para evitar dañar tu colcha, coloca el programa de ropa delicada, usa un jabón suave para fibras delicadas y lava con agua fría. Evita colocar una gran cantidad de detergente. Con ¼ del cazo que viene dentro de los jabones es suficiente.

El aclarado que programes debe ser extra para que no queden restos del detergente acumulados en las plumas.

Secado

lavar un edredón
Crédito de la imagen: Pinimg

A la hora de lavar un edredón, el secado de este es incluso más importante que la limpieza del mismo. Emplea el programa de secado a temperatura baja y en un ciclo lento para que se seque durante más tiempo.

No te olvides de introducir con el edredón 2 o 3  pelotas de tenis que estén completamente limpias. Estas ayudarán a que el relleno no se quede almacenado ni condensado en sólo en una parte.

Ves parando al secadora y extrayendo el edredón y espónjalo con las manos para que el relleno no quede apelmazado. Asimismo, hacer esto ayudará a que te des cuenta cuando la colcha ya esté seca.

Cuelga el edredón en el tendedero

Tras sacarlo de la secadora, extiende el edredón en la cuerda al aire libre durante 24 horas. De esta forma, te asegurarás que quede seco totalmente y sin ningún tipo de humedad tanto por fuera como en el interior, lo que podría desembocar en moho.

Para beneficiar su secado por todos lados, ves rotándolo.

Guarda el edredón cubierto

Una vez que vayas a guardar el edredón ya lavado y secado, hazte con una cubierta para este. Así, no cogerá polvo ni suciedad en el armario

Aire el edredón

De vez en cuando, es aconsejable que cuelgues la colcha en un tendedero al aire libre para que se oree aunque no lo estés usando. Si no tienes un tendal grande, siempre que sea apto para la secadora, lo puedes introducir en el electrodoméstico durante 10 minutos con una lámina de aroma fresco para la secadora.

¿Con qué frecuencia hay que lavar un edredón?

Fine Bedding Company, una empresa especializada en productos de cama, recomienda lavar un edredón, como mínimo, una vez cada 12 meses. No obstante, lo ideal, según la compañía, sería hacerlo 2 veces al año.

Cierto es que también depende del material de cada colcha. Por lo tanto, pregunta en la tienda donde lo compraste o contacta la marca del tuyo.

Descubre con qué frecuencia debes lavar tus sábanas.

Consejo final:

Lee bien las etiquetas para tener la seguridad que se puede lavar en la lavadora y la secadora. En caso de duda, consulta con el fabricante antes de llevar una acción que lo pueda malograr.

Para acabar, en el siguiente vídeo tendrás la posibilidad de aprender cómo lavar prendas delicadas en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *