in

Jabón neutro: usos y elaboración

Descubra las bondades de este producto para su salud

Jabón neutro
Créditos de la imagen: Pixabay

El jabón neutro es un jabón que tiene un pH semejante al de la piel. Se trata de un producto de limpieza suave, que no tiene grado de acidez y no lleva ni perfumes ni colorantes. Esto lo convierte en un gran aliado de los cuidados de la piel y del cabello, especialmente pieles cabellos delicados.

En efecto, el jabón neutro tiene muchos beneficios, entre los cuales se pueden mencionar los siguientes:

  • Es hipoalergénico;
  • Hidrata la piel;
  • Es un emoliente natural;
  • No contamina el medio ambiente.

Conozca los usos de este producto y descubra cómo prepararlo en casa para garantizar su pureza. Lo mejor, es que el jabón neutro puede también cumplir funciones en tareas del hogar. ¿No lo cree? Pues descubra toda esta información en este artículo.

Usos del jabón neutro

Limpieza del rostro y cuidados de la piel

La piel del rostro es muy delicada y no soporta el uso continuo de jabones comunes. El jabón neutro es el producto ideal para la limpieza del rostro, sea que se trate de una limpieza común o de retirar el maquillaje. Su pH permite que la piel mantenga su balance natural.

Tiene acción antibacterial, lo cual es útil para el control del acné en estado leve. Su uso tiene los mismos beneficios para la piel del cuerpo, sobre la cual ejerce además un efecto relajante.

Cuidado primario de las heridas

El primer cuidado que se debe tener con una herida es limpiarla. El jabón neutro es ideal para eso, ya que su composición no lo hace agresivo ni corrosivo.

Cuidado del cabello

Algunos tipos de cabello no toleran bien la acidez de los champúes comunes. Por eso, el jabón neutro puede ser ideal en el cuidado de la melena. Es especialmente útil en caso de caspa y seborrea.

Lubrica las bisagras de las puertas

Este jabón también es muy útil en el hogar. Frote un poco de jabón neutro en las ruidosas bisagras de las puertas y el problema desaparecerá.

Limpiavidrios

Si no quiere gastar en productos absurdamente caros, pero quiere tener sus vidrios impecables, use una solución de jabón neutro.

Lavaplatos

Mezcle jabón neutro con un poco de vinagre y obtendrá un excelente jabón lavaplatos que no dañará sus manos.

Cómo hacer jabón neutro

Ingredientes

  • Soda cáustica: ½ kilo;
  • Aceite reciclado: 3 litros;
  • Agua: 3 litros.

Utensilios

  • Contenedor plástico con capacidad para 3 litros;
  • Contenedor plástico con capacidad para 7 litros;
  • Termómetro;
  • Agitador de plástico;
  • Batidora;
  • Moldes de madera o plásticos.

Preparación

1. Vierta el agua en el contenedor de plástico más pequeño.

2. Poco a poco incorpore la soda cáustica para que se diluya. Nunca lo haga al contrario, ya que pueden generarse gases tóxicos.

3. En el otro contenedor plástico vierta el aceite y mida la temperatura de ambos contenedores. La idea es que estén a temperaturas semejantes.

4. Ahora, se vierte la soda cáustica (que ya se ha convertido en lejía) en el aceite reciclado, siempre poco a poco y removiendo en la misma dirección con ayuda de un mezclador de plástico. Mantenga una velocidad suave para evitar que la mezcla se corte.

5. Deberá mezclar hasta que se forma una mezcla más o menos densa.

6. Ahora, vierta la mezcla en los moldes que haya dispuesto. Deje reposar por un mes. Ese proceso se conoce con el nombre de saponificación. 

7. Pasado el mes, desmolde y use.

Si quiere conocer más detalles sobre el jabón neutro, consulte el siguiente vídeo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *