in

Hombre posesivo: características y cómo convivir con él

La manipulación es su mejor técnica para conseguir su propósito

hombre posesivo
Crédito de la imagen: Freepik

Cuando una persona está enamorada no suele ver los defectos de su pareja y en el caso de que lo haga intenta justificarlos a toda costa. Un motivo puede ser el de evitar una pelea y otro el miedo a ser juzgada. No obstante, si se habla de conductos extremas se debe prestar mucha atención. Conoce, a continuación, 8 rasgos de un hombre posesivo y cómo convivir con él.

Características de un hombre posesivo

Un hombre posesivo puede hacer que dependas de él para todo, además de robarte la energía. Aunque pueda parecer a simple vista que es una persona romántica y que te adora, su conducta no es para nada buena y lo que en realidad quiere es alejarte de las personas que te rodean.

Conoce cómo identificar e interactuar con las personas tóxicas.

Él decide con quién debes estar

Una de las peculiaridades más destacadas de un hombre posesivo es que es él el que selecciona con qué personas te debes relacionar. De esa manera, desea tener un absoluto control sobre ti.

Su mundo gira entorno a ti

Cuando un varón te hace ver que todo su mundo gira entorno a ti y espera que tú actúes de la misma forma es porque tiene un carácter dominante. Éste quiere que vuestra vida se reduzca sólo a vosotros dos y que nadie más entre en vuestra burbuja.

Se mofa de tus amigas

reir
Crédito de la imagen: Freepik

Tu círculo de amiga y familiares representan una amenaza para un hombre posesivo. Es por ello que siempre intentará buscar los defectos de estas personas para burlarse de ellas y menospreciarlas. Al mismo tiempo, manifestará que en la única persona que vale la pena que confíes es en él.

Te fuerza a que respondas siempre sus comunicaciones

Le da igual que le hayas dicho que estás ocupada. Por obligación debes responderle o de lo contrario te acusa de mala novia o mala esposa, además de montarte una trifulca.

Tiene que saber dónde estás las 24 horas del día

Aunque pueda parecer que tu chico está preocupado por ti, esta actitud lo que denota es que es un hombre posesivo. Como persona adulta sabes cuidarte sola y no necesitas a un policía detrás de ti que esté vigilando todos tus movimientos.

Debes saber que este tipo de varones suelen ser muy desconfiados, de ahí que necesiten ‘corroborar’ dónde estás en cada momento mediante llamadas, mensajes o incluso personándose en el lugar y/o espiándote.

Tiene ataques de ira o rabia

furioso
Crédito de la imagen: Freepik

Por mucho que alguien quiera controlar todo, es imposible que lo consiga al 100%. Dicha situación le produce frustración a un hombre que es dominante y la manera que tiene de demostrarlo es mediante ataques de ira por culpa del estrés.

No admite la realidad

Cuando te sientes agobiada y le comentas que no te agrada el comportamiento que está teniendo contigo se enfada, sobre todo si le intentas hacer ver que no es normal. Ponerse la a defensiva es su arma para victimizarse. De hecho, usará como justificación el hecho de que te ama por encima de todo y que lo que él hace es por tu bien.

Es manipulador

La manipulación o el chantaje son las armas que tiene un hombre controlador para justificar sus acciones. Su persuasión es tal que, tras una discusión, la mujer acaba disculpándose por algo que no ha hecho mal ya que él le hará creer que la culpa es de ella.

Cómo convivir con un hombre posesivo

Saber lidiar con una un varón controlador es fundamental para que la situación no vaya a más. Debes tener presente que, en la mayoría de los casos, los hombres que se comportan así es porque son muy inseguros y reflejan dichos sentimientos en sus parejas.

Háblale de tus sentimientos

A pesar de que pueda llegar a ser una ardua tarea, debes charlar con él desde la calma. Explícale cómo te sientes cuando te llama con insistencia mientras estás con tus amigas. Puedes apelar a sus sentimientos diciéndole: “Parece que ya no confías en mí” o “Me disgusta que te enfades y me retires la palabra cuando quedo con mis amigas”.

Eso sí, para que él no se ponga a la defensiva, no uses insultos ni adjetivos que lo puedan molestar como ‘posesivo’. En su lugar puedes decirle que su comportamiento te agobia. Saber controlar las emociones te será de gran ayuda.

Comenta los comportamientos que consideras inaceptables

Cuando dialogues con él debes ser directa y explícita. Tienes que dejarle claro que hay ciertas actitudes que no estás dispuesta a soportar más. Algunos ejemplos pueden ser, dejar de salir con tus amigos, sobre todo si son chicos. Que te imponga qué ropa debes vestir. Contactarte a todo rato. Fisgonear tu teléfono, email y o demás objetos personales. E incluso que te amenace con dejarte si no pasas más tiempo con él.

Dile qué es lo que precisas de una relación de pareja

hablar
Crédito de la imagen: Freepik

Coméntale sin tapujos qué es lo que necesitas de él y de vuestra relación. Hazle ver también que estar en pareja no es sinónimo de anularse como persona y que quieres mantener tu independencia.

Cuando mantengas esta plática, no te olvides de explicarle que es fundamental que confíe en ti, al igual que tú lo haces con él. Una relación basada en los celos y las inseguridades tiene fecha de caducidad.

Dialoga sobre tu compromiso con él

Dado que la baja autoestima tiene gran influencia en la manera de actuar de un hombre posesivo, es bueno que le recuerdes con palabras que lo quieres y que deseas estar con él. No obstante, eso no significa que te tenga que controlar cada paso.

Inclúyelo en tus planes

Invitarlo a que pase tiempo contigo y tus amigos/as es un buena forma de que vea que cuando quedas con ellos es para pasar un rato agradable y no para ponerle los cuernos.

Dale tiempo

Una vez que le pongas los puntos sobre las íes, tu chico se va a sentir herido. Por tanto, antes de estar de nuevo juntos y/o retomar la relación en serio, dale un tiempo para asimilar lo ocurrido y para modificar todas sus conductas negativas. Eso sí, cuando veas que vuelven a aflorar los comportamientos posesivos, díselo para que sea consciente. De igual manera, cuando sea amoroso y cariñoso sin ser controlado refuerza la buena actitud.

Valora si es mejor salir de la relación

En el caso de que tu pareja no está dispuesta a escucharte y mucho menos a cambiar su comportamiento, lo mejor es que acabes con esta relación. Si te das cuenta que estás triste, angustiada, con miedo, deprimida y asustada por sus reacciones en el día a día, la opción es cortar por lo sano. Cuando un hombre es controlador y no quiere modificar su actitud no hay nada que hacer. De hecho, la situación sólo puede ir a peor.

Consejo final:

Un hombre posesivo nunca se va a tomar bien que lo dejen. Por tanto, debes estar fuerte mentalmente y no dudar en ningún momento. Puede que él sufra anuptafobia, o sea, miedo a que lo dejes. Aconséjale que vea a un psicólogo para que le ayude a sobrellevar la situación. En el caso de que él comience con persecuciones a todos lados, no dudes en exponer el caso a las fueras del orden para que te protejan.

Para finalizar, conoce cuáles son las consecuencias de tener como pareja a una persona posesiva en el próximo vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *