in

Una prueba revolucionaria da esperanza para los pacientes de Parkinson

La revolucionaria investigación muestra cómo el daño a las células cerebrales se pueden revertir

esperanza para los pacientes de Parkinson
Crédito de la imagen: Pixabay

El Parkinson es una enfermedad degenerativa que perjudica severamente el bienestar de las personas. Su origen está en el mal funcionamiento de las neuronas. Ésta ocurre cuando las células nerviosas del cerebro dejan de producir la cantidad necesaria de dopamina. Sin embargo, una nueva prueba revolucionaria da una esperanza para los pacientes de Parkinson.

Hay una nueva esperanza para los pacientes de Parkinson

Crédito de la imagen: Pixabay

El Parkinson es una enfermedad que afecta tanto física como psíquicamente a quienes la sufren. La imposibilidad de desarrollar las actividades diarias con normalidad es algo que afecta a miles de personas. Sin embargo, un grupo de expertos encontró una esperanza para los pacientes de Parkinson.

Gracias al avance de la ciencia, los investigadores de la Universidad de Bristol lograron un hallazgo que es verdaderamente revolucionario. Luego de mucho tiempo de análisis, un equipo de neurólogos británicos inyectó diversos químicos en un grupo de pacientes. El resultado fue sumamente sorprendente y esperanzador.

El daño de las células cerebrales de las personas afectadas que se sometieron al experimento se revirtió con el uso de la droga. Con esta nueva sustancia, se redujo el daño de seis años. Sin embargo, los médicos tienen cautela ya que aún no está todo confirmado. Por eso, los científicos insisten en que con una dosis más fuerte y un diseño de prueba distinto, los resultados pueden mejorar.

El Parkinson es una de las tantas enfermedades que no tiene cura. Tampoco, desafortunadamente, existe una forma de detener el avance de la enfermedad. Es por este motivo que la noticia atrapó a toda la comunidad científica.

Entre los asombrosos resultados, uno de los pacientes volvió a practicar tiro al plato. Otro, pudo montar una bicicleta por primera vez en años.

¿Cómo funciona el implante?

Los médicos inyectan la droga en el cerebro del paciente. Cómo la aplicación debe hacerse directamente en la cabeza, se hace con un implante de administración de convección mejorada. Este aparato es el que ayuda a que las células dañadas se recuperen y vuelvan a crecer.

Este aparato se coloca a través de una cirugía y bombea la droga con precisión milimétrica a la parte correcta del cerebro.

Conoce aquí las causas del hormigueo en las manos y los pies.

Para finalizar, en el siguiente vídeo podrás saber más sobre este experimento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *