in

¿Es verdad o mentira que el melón engorda?

Esta fruta tan típica del verano se relaciona con el aumento de peso

el melón engorda
Crédito de la imagen: Pixabay

El melón es una de las frutas que más se consumen en verano por ser refrescante y delicioso. Se lo ha relacionado durante mucho tiempo con el aumento de peso pero, en realidad, es de bajo aporte calórico, muy nutritivo y compuesto en su inmensa mayoría por agua. Es decir, que eso de que el melón engorda no es verdad.

Descubre si el melón engorda o adelgaza

el melón engorda
Crédito de la imagen: Unsplash

Según la variedad de melón que se consuma, éste presenta entre 30 y 60 calorías por cada 100 gramos, por lo que prácticamente no engorda. Asimismo, como el 90% de esta fruta es agua, lo que le hace ser un gran alimento para ayudar a la pérdida de peso.

El melón disminuye el apetito gracias a que sus propiedades sacian, reduce la retención de líquidos, aporta nutrientes al organismo y colabora en la hidratación, especialmente en los meses de temperaturas más elevadas. Por eso se recomienda incorporarlo a la dieta.

Ya que una de sus propiedades permite que te sacies, se convierte en un snack muy saludable y evita el consumo de otros alimentos menos adecuados para frenar el hambre como pueden ser el chocolate, los postres, las galletas o las patatas fritas. Por todo ello, es totalmente falsa la afirmación de que el melón engorda.

Otros beneficios del melón

el melón engorda
Crédito de la imagen: Pixabay

Además de agua, el melón presenta una cantidad de azúcares adecuada y contiene vitamina A en forma de betacarotenos. También es una fuente en vitamina C y varios minerales como el magnesio, el calcio y el potasio.

Perfecto diurético

Por su alto contenido en agua y potasio, el melón es un potente diurético, por lo que reduce la retención de líquidos que más allá de ayudar a bajar de peso, combate los edemas, la inflamación, la hinchazón y elimina las toxinas acumuladas en el organismo.

Previene enfermedades

Los antioxidantes que hay en el melón colaboran en disminuir el riesgo de padecer enfermedades degenerativas de tipo cardiovascular. Incluso se lo ha relacionado con la prevención del cáncer.

Retrasa el envejecimiento

El consumo de melón ayuda a prevenir el envejecimiento por su alto contenido en antioxidantes como el betacaroteno, la criptoxantina o la luteína. Todos estos capaces de combatir los radicales.

Con el fin de retrasar los efectos y signos de la edad, también puedes usar 10 aceites esenciales.

Mejora el aspecto de la piel

La acción antioxidante del melón y su alto contenido en agua colaboran en cuidar el aspecto de la piel porque la mantiene hidratada y tersa. Además, como elimina las toxinas, reduce las manchas en el rostro causadas por éstas.

Cuida la salud cardíaca

el melón engorda
Crédito de la imagen: Pxhere

El potasio que se encuentra en el melón colabora en controlar la presión arterial y el ritmo cardíaco. Eso hace que se reduzca el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Pero, además, evita la formación de coágulos en la sangre, por lo que mejora la circulación sanguínea.

Reduce el estreñimiento

Esta fruta también contiene fibra que combinada con el agua hace que sea un remedio casero ideal para prevenir el estreñimiento y la flatulencia. Por esa misma razón, se desaconseja su consumo cuando se tiene diarrea. Si ya estás padeciendo de estreñimiento, puedes tomar alguna de estas 4 infusiones.

Hidrata

El melón está compuesto en un 90% de agua, por lo que resulta un alimento ideal para mantenerse hidratado en cualquier época del año pero, especialmente, cuando las temperaturas son más elevadas y se pierde mucho más líquido a través del sudor.

Aumenta las defensas

La vitamina C, B, el manganeso y el potasio que hay en el melón refuerzan el sistema inmunológico y mejoran la formación de anticuerpos.

Recomendado en el embarazo

Esta fruta es muy beneficiosa durante el embarazo y el período de lactancia porque contiene ácido fólico. También es bueno para el útero junto con el apio.

Consejo final:

Se puede afirmar que eso de que el melón engorda no es cierto. Y si bien es una fruta que no presenta casi contraindicaciones, si no estás seguro de consumirla lo mejor es pedir el consejo de un nutricionista o un profesional que te asesore. Recuerda que toda la información brindada en este artículo es informativa y en ningún caso sustituye una evaluación médica.

El melón se puede consumir de diversas formas, ya sea como postre, en ensalada, de entrante combinado con jamón o hasta de snack para picar entre otras. Una forma de prepararlo es hacer gazpacho. En el próximo vídeo se explica cómo hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *