in

Pequeña de 8 años recibe diagnósticos erróneos y termina recibiendo quimioterapia

Conozca la historia de una niña que fue muy mal diagnosticada por sus doctores

Muchas personas presentan síntomas extraños a los cuales no se les encuentra una explicación lógica, en ese punto se intenta dar el diagnóstico más acertado por parte de los médicos.

A pesar de los grandes avances en el área de la salud, aún existen una gran cantidad de diagnósticos errados, provocados en su mayoría por confusiones y falta de investigación. En esta ocasión le contaremos la historia de Abri Bentley una pequeña niña estadounidense de 8 años de edad que vivía con familia y tenía una vida feliz.

Un día comenzó a sentir un fuerte dolor en su pierna, tan intenso que no dejaba de llorar y gritar, por esta razón, sus padres decidieron llevarla a la emergencia del hospital más cercano inmediatamente. En el lugar, aunque sabían que algo se encontraba mal con Abri, los doctores coincidieron que se trataba de dolores de crecimiento y que no era nada de qué preocuparse, además le inyectaron unos analgésicos que le ayudarían a calmar su dolor.

A los pocos días el dolor regresó, entonces los padres llevaron a su pequeña al Hospital de Niños de Phoenix, Arizona, lugar en el que descubrieron que algo realmente no estaba nada bien con la pequeña. Luego de realizarle una serie de exámenes, se determinó que Abril sufría de un tipo poco común de cáncer.

¡Sus padres no podían creerlo!

Fue diagnosticada con Sarcoma de Ewing, un tipo de cáncer en los huesos caracterizado por ser muy agresivo y difícil de vencer. Esta valiente pequeña tuvo que enfrentarse a 17 sesiones de quimioterapia y a una cirugía en la cual le sustituyeron su tibia por el hueso de un cadáver.

Actualmente, Abri se encuentra en observación, sin embargo, a pesar de que los resultados son alentadores, aun no se tiene un resultado definitivo.

Según los expertos, este tipo de cáncer comienza en alguna extremidad y en muchas ocasiones no se detecta hasta que aparece un fuerte dolor de forma repentina en la zona afectada. Es importante resaltar que suele afectar a cerca de 200 niños anualmente en los Estados Unidos.

Como padres su deber es seguir su intuición e intentar conseguir más de una opinión si nota que el problema de su hijo no se ha resuelto.

A continuación le invitamos a ver el siguiente video, en él se presenta una entrevista realizada a Abri por la famosa cadena de televisión ABC:

¡Comparta está historia para que los padres y médicos estén más atentos ante esta enfermedad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *